El marketing digital ha experimentado cambios vertiginosos, atrás quedaron- cuidado ¡atrás, no olvidadas! – las 4p´s del marketing que conformaban el círculo virtuoso perfecto de los negocios en crecimiento.

Hoy la mercadotecnia va mucho más allá, centrándose en las acciones que apunten al corazón de las emociones humanas y buscando, de forma permanente, la ventaja que subyace de la generación de un impacto positivo.

El marketing digital se reinventa con cada idea innovadora que surge producto de la unión de influencias y, como el Ave Fénix, se nos muestra de majestuoso y lleno de poder. Sí, el marketing digital ha cambiado nuestras vidas, todos somos una marca, todos buscamos ser visibles, accesibles, virales, reconocidos, aclamados, seguidos, ¿es la esencia de la influencia no les parece?

El marketing digital ha dejado atrás el ciclo de la irrupción y se centra en la atracción a través de la emoción

Los usuarios se vinculan hoy con las emociones, se vinculan desde la emoción y es ésta quien les lleva a tomar la decisión de compra, la que pasan por el consciente para racionalizarla y aceptarla.

Los consumidores saben que ni los productos, ni los equipos, ni las acciones, pueden ser realizados “a medias” y son quienes construyen, a través de la recomendación, la reputación online de las marcas.

Tenemos por lo tanto a un consumidor cada vez más exigente y conectado, que es a su vez, generador de bienes, servicios y productos y que ejerce una doble función; como consumidor interactúa, se asocia, recomienda, critica y como productor, genera sus propios contenidos y se consolida con su propia influencia. Todo esto sucede en un universo digital multicanal y multi plataforma y en acción simultánea con el mundo real.

Al conjunto de acciones capaz de desgranar lo anterior y transformar cada una de ellas en beneficios para los consumidores y para las propias marcas, se le llama marketing digital y hoy, cuando buscamos emociones como antes buscábamos oro, el marketing digital presenta 3 nuevos desafíos.

Valor para clientes exigentes

Nunca antes en la historia los consumidores habían tenido, ni tanta información, ni tanto poder. Al igual que las empresas, pasan el día conectados a sus redes, tomando parte activa en la constricción de sus propias influencias y buscando nuevas áreas en las que desarrollarse. Las marcas deben ser capaces de acceder a toda esa información única que subyace en cada uno de sus seguidores, al fin de lograr la calidad, a través del análisis de la conducta del ser humano. Este es el ciclo de la psicología-semántica.

Win-win de las relaciones

Es más que evidente que las marcas buscan beneficios de índole pecuniaria. Mucho más en un momento como el actual en el que el emprendimiento emerge el único modelo productivo viable. No, las marcas no están en el Social Media sólo por altruismo social, pero ¡cuidado! Los objetivos que debe alcanzar la empresa, deben focalizarse de forma directa, en la forma de establecer vínculos reales con los clientes, nunca olvidemos que la “recogida de beneficios” no es sino tras la cosecha de influencias dispuestas a evangelizarse. Las marcas deben centrar sus estrategias de marketing en el win-win con sus clientes.

Marketing= negocio, a través de variables cuantificables

Y finalmente, nuestro último desafío del marketing digital. El ROI, las métricas, cuánto contribuyen las estrategias de marketing en el conjunto global de la empresa. Este es un gran desafío sin embargo, la mejor forma de lograrlo es reinventándose desde el origen.

La cultura empresarial ha cambiado, la forma de liderar, la información hoy circula libre y al acceso de todos, las iniciativas de marketing deberán ser capaces de conformar nuevos equipos, con nuevos objetivos y nuevas atribuciones, sólo así se logrará la cohesión de la marca y el ROI del marketing digital se hará cada vez más explícito y cuantificable.

El marketing digital al igual que cualquier área del conocimiento y el desarrollo, ha entrado en el ciclo de la formación ilimitada, donde la adaptaron de las acciones, se debe realizar en tiempo real, los márgenes se han acortado, el marketing digital debe ser capaz de adaptarse a un consumidor con necesidades claras, pero cambiantes, ¡Marketing digital = reinvención constante, el gran desafío!

SEMrush
 

Tags: e-marketing, marketing digital

 

No hay comentarios

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja tu comentario


 
*