Marketing

#cafespendientes

cafes pendientes#cafespendientes. Me doy cuenta de que las desgracias sacan lo mejor y lo peor del ser humano. Me refiero, en concreto, a la crisis económica que atraviesa nuestro país y el resto del mundo, que nos hace más conscientes de que el vecino de al lado ha perdido el trabajo y no tiene para pagar la hipoteca, o que esas abuelas están, con sus pequeñas pensiones, manteniendo a hijos y nietos.

Lo de los #cafespendientes entra en esta categoría. Se dice que la idea nació en Nápoles como una manera de ser solidario con quien no tiene un café caliente que pagarse: “Cuando un napolitano estaba contento por cualquier motivo, en vez de pagar solo un café, el que bebería él mismo, pagaba dos, uno para él y otro para el que viniese después con problemas económicos. Es como ofrecer un café al resto del mundo”, decía Luciano De Crescenzo, autor de Caffè sospeso, como se llama a estas dádivas en Italia.

La costumbre ha traspasado fronteras y, ahora, en España también hay cafés pendientes: tienen hasta una página web, indicando los locales en los que se pueden solicitar, así como cartelería con distintivo para los establecimientos, para indicar que allí hay cafés pendientes.

Quienes quieran contactar con #cafespendientes pueden escribir a hola@cafespendientes.es, ir a su web o contactar vía Twitter en @cafespendients

La iniciativa es de Gonzalo Sapiña, barcelonés y experto en marketing: leyó un artículo, y pensó en exportar esta solidaria idea: la acogida ha sido estupenda, y muchos establecimientos se han adherido: no sólo hay beneficio social, sino que mejora la imagen del establecimiento, aduce Sapiña.

Sea como fuere, es una excelente iniciativa, que merece la pena difundir. Por eso, me gustaría pedir a los lectores de este blog que compartan este post: en Twitter, en Facebook, en LinkedIn, pero también que se lo digan al dueño del bar donde desayunan por la mañana: quien sabe si ahí alguien puede necesitar un café pendiente.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir