Marketing

Cómo migrar los datos de mi empresa a la nube

Más de la mitad de las empresas españolas ya confían en la nube como modelo de almacenaje para gestionar sus negocios, debido a la flexibilidad, reducción de gastos o por las facilidades de uso respecto a modelos tradicionales como el data center o el outsourcing. Aunque el salto a la nube, de momento se esté haciendo de forma lenta, las ventajas que ofrece no dejan indiferentes a los profesionales ya que permite crecer sin necesidad de pensar en la infraestructura, consultar el material desde cualquier momento, lugar y dispositivo, así como reducir notablemente los costes.

El Cloud Computing, popularmente conocido como la nube, permite centralizar toda la información de una empresa en un espacio virtual que puede ser de ámbito público o privado, es decir, puede dejar que lo consulten muchos usuarios o, por el contrario, decidir que sólo tengan acceso un determinado número de clientes o sólo la propia empresa. Estas características permiten que los clientes de las empresas puedan acceder a diversos datos de interés desde cualquier lugar y reducir los procesos tradicionales de compartición de datos que comportaban tiempo y dinero.

Ante la llegada de este nuevo modelo de almacenaje surgen plataformas como Inventariomotor, software que permite la gestión de stock de coches desde la nube, que centralizan la gestión del stock de todas las tiendas de los profesionales de la automoción desde una única plataforma, facilitando su gestión sin alterar la forma de trabajar habitual.

Entendiendo los miedos que este paso puede generar para las empresas, desde Inventariomotor, explican los pasos necesarios para migrar los datos a la nube:

  1. Análisis del sistema de almacenaje actual. Cada empresa tiene su tipología de datos y por ello es necesario hacer un análisis previo para determinar una estrategia sobre los datos se quieren migrar y a qué cloud: público o privado. Ningún modelo es mejor que otro, lo importante es encontrar el que mejor se adapte al tipo de datos que queremos migrar.
  2. Estudio de retorno de inversión (ROI). Se trata de un valor que permite cuantificar los beneficios que ha aportado el almacenaje de información en la nube a la empresa. De este modo, la empresa comprueba por si misma todo lo que el Cloud Computing supone en eficiencia y facilidad de gestión.
  3. Sincronización de dispositivos. Ante el auge del uso de app’s y smartphones de forma diaria, la nube también permite que sincronicemos nuestros datos con otros dispositivos de manera que se pueda consultar, así como subir datos, desde cualquier dispositivo. En el ámbito empresarial el acceso remoto toma gran importancia por el hecho de poder almacenar información desde cualquier lugar sin necesidad de estar en la propia oficina y, a la vez, hacer uso de estos datos todas las personas que tengan acceso.
  4. Medidas de seguridad de los archivos. Como la mayoría de métodos de almacenaje, la nube también comporta riesgos de seguridad que se deben proteger y para ello es necesaria una toma de precauciones. Lo más recomendable para estar seguros con el almacenamiento de nuestros datos es mediante el cifrado de los datos desde el origen o ya una vez migrados. Además, las copias seguridad en la nube (conocido en el sector como backup) atribuyen una garantía extra a la información al ser restaurables desde cualquier lugar.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir