El modelo CPL  o coste por lead, consiste en un acuerdo a variable en el que el Anunciante retribuye al Partner por cada solicitud de información (lead) recibida sobre un producto o servicio. El precio de esta solicitud varía en función del número de campos solicitado: Nombre, e-mail, teléfono fijo, móvil, dirección, CP, provincia, país, país de nacimiento, idioma, Dni, sexo, fecha de nacimiento…

Aunque es considerado un modelo a variable,  los resultados para el anunciante son distintos dependiendo de donde procedan los leads. La conversión no va a ser la misma si estos proceden de acciones de promoción push (de empuje o presión) que si provienen de acciones pull (atracción/  influencia). Tampoco convertirán igual de medios genéricos que los de posicionamiento afín al producto. Todo esto hay que tenerlo en cuenta para establecer la retribución de cada lead a cada medio y saber diferenciar qué nos funciona mejor y qué debemos ajustar.

Así, cada fin de mes podremos validar los leads que hemos recibido de cada Partner completos y correctos para proceder a su liquidación.

Es un método flexible y a la vez ágil y rápido de monetizar.

 

Tags: , ,

 

No hay comentarios

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja tu comentario


 
*