Social Media

Instagram, tú antes molabas

Instagram

A Instagram, la todopoderosa red social de fotografías, le están lloviendo las críticas por parte de los usuarios y marcas ante el anuncio de cambios en su algoritmo para que los contenidos que vean los usuarios se correspondan más a sus intereses.

A Instagram, la todopoderosa red social de fotografías, le están lloviendo las críticas por parte de los usuarios y marcas ante el anuncio de cambios en su algoritmo para que los contenidos que vean los usuarios se correspondan más a sus intereses, dejando atrás la ya mítica visión cronológica.

Instagram como herramienta profesional

El motivo que ha llevado a Instagram ha realizar este cambio de algoritmo es, según la compañía, el hecho de que el 70% de las publicaciones no son visualizadas por los usuarios, lo que repercute negativamente en las acciones de las marcas que se publican en ella.

Si no nos cansamos de repetir que las imágenes tienen una alta capacidad de engagement, parece que a Instagram no le salen las cuentas y va perdiendo capacidad de atracción desde hace unos años hasta la fecha, aunque su engagement está por encima del de otras redes sociales.

La culpa de esa pérdida paulatina de engagement puede deberse a la inclusión de publicaciones promocionadas que van apareciendo en el timeline del usuario. Pero no es la única red que cuenta con publicidad, por lo que podemos entender que las publicaciones de publicidad no son lo suficientemente atractivas como para seducir a los usuarios o que simplemente no molesten al verlas.

El gran miedo de los usuarios, y causa de las críticas, es que el timeline se replique con el modelo de Facebook, perdiendo el “frescor” que tenía el timeline cronológico y orgánico. En ese sentido, algunos creen que los criterios de selección de lo que se muestre o no con este nuevo algoritmo será más afinado y auténtico de lo que es el de Facebook.

Parece que el motivo principal de este cambio de algoritmo en Instagram es el de impulsar las acciones publicitarias de las marcas, que no acaban de sacar todo el potencial de esta red social, principalmente por la falta de originalidad en sus creatividades, y optan por formatos más novedosos como Snapchat.

No hay duda que Instagram tiene en sus manos una patata caliente con un cambio de algoritmo que desata la crítica de usuarios y causa recelo entre las marcas. ¿Acaso podrá contentar a ambas partes? ¿Se sentirán cómodos los usuarios ante un timeline alimentado de publicaciones promocionadas y contenidos mostrados (en principio) solo en base de sus intereses? ¿Estamos ante el autoentierro de Instagram tal y como lo conocemos? Seguiremos informando.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir