A la hora de desarrollar el Plan de Marketing hay que definir de un modo muy conciso los objetivos que se quieren alcanzar. Necesitamos saber hacia dónde tenemos que dirigirnos para poder encontrar el modo más rentable de hacerlo.

Hay tres tipos de objetivos que no podemos perder de vista:

-          Objetivos de Marketing: estos objetivos se suelen traducir en ventas. El fin último del marketing son las ventas. La organización consigue perpetuarse siempre y cuando sus ventas se mantengan elevadas, por esa razón es importante obtener una cuota de mercado determinada y posicionarse como una marca de calidad y socialmente responsable.

-          Objetivos de Comunicación Publicitaria: aquí encontramos todos los que se centran en dar a conocer el producto o servicio ofrecido, informar acerca de las ventajas que supondría la adquisición, persuadir y hacer que el producto sea único ante los ojos del consumidor, posicionar a nuestra marca en el top of mind.

-          Objetivos de Medios: estos objetivos se centran en el modo de alcanzar al público objetivo. Hay que diseñar un plan que consiga difundir el mensaje a todos los individuos que se consideren actuales o potenciales consumidores.

Podemos decir que cuando se lanza un producto o servicio al mercado hay que captar a los clientes y fidelizarlos. Como consecuencia de las acciones que llevemos a cabo y de la cultura corporativa que adoptemos nos posicionaremos de una manera u otra.

Todas las acciones deben ser planificadas y evaluadas, sin dejar nada al azar.

SEMrush
 

Tags: comunicación publicitaria, medios, objetivos, plan de marketing, ventas

 

No hay comentarios

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja tu comentario


 
*