SEO

SEO negativo: qué es y cómo funciona

guia seo web

 

verkehrszeichen orange seo search engine optimization I

Cuando hablamos de técnicas de posicionamiento orgánico en buscadores (SEO), las planteamos en positivo: qué hacer para que tu web rankee por tal o cual keyword, qué hacer para pasar de segunda página a primera, cómo conseguir enlaces de calidad. Si hacer bien el SEO cuesta, la satisfacción de haber logrado un objetivo lo merece. No obstante, puede pasar que, tras posicionarnos, suframos un ataque de SEO negativo, y perdamos parte o todo lo conseguido.

SEO negativo: ¿sólo con enlaces spammer?

El SEO negativo es una práctica poco ética. Se realiza para penalizar a las webs que son nuestra competencia, y, en muchas ocasiones, podemos relegarlas a un lugar lejano del buscador. ¿Cómo se logra? Es común la creencia que asevera que únicamente se mandan “links malos” o enlaces spammer (ya sabes, la página de viagra de turno) contra la web de la competencia. Sin embargo, Víctor Campuzano apunta en este post que cabe la posibilidad de que te hagan SEO negativo sin links, algo más difícil de detectar.

Otra forma de hacer SEO negativo, mucho menos elaborada, es crear perfiles de redes sociales y escribir opiniones negativas en redes sociales: en el caso de Google Plus, estas opiniones pueden aparecer en el buscador y disuadir al usuario para que haga clic en nuestra página. También puede ocurrir que quien te hace SEO negativo copie tus contenidos y, verbigracia, Google los indexe antes que los tuyos, con lo que tendríamos un caso de duplicación de contenidos, algo que, como bien sabemos, Google penaliza.

¿Se puede prevenir un ataque de SEO negativo?

Podemos prevenir un ataque de SEO negativo, aunque esta prevención no es una garantía de que no nos vaya a ocurrir. No obstante, la detección a tiempo logrará que los resultados no se agraven.  Para ello, es interesante monitorizar nuestra web, por ello, usaremos Google Webmaster Tools, Ahrefs o similares para tener el control de nuestro site y de los enlaces entrantes.

Cambiar la contraseña periódicamente, así como aumentar la seguridad de ésta (mediante la combinación de letras, números, caracteres especiales, etc.), controlar el contenido duplicado y monitorizar la actividad social de nuestra marca (una buena herramienta es Brandwatch, con la que podrás ver las menciones que se hacen de tu marca, o de una palabra clave concreta, en redes sociales) son tareas ineludibles a la hora de prevenir un ataque de SEO negativo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir