Marketing

10 Estrategias de publicidad que no han cambiado en 100 años

Aunque en los últimos años hemos sido testigos de una gran revolución en el mundo de la publicidad, lo cierto es que la publicidad a grandes rasgos es algo muy antiguo. El hombre lleva haciendo publicidad desde hace más de 2.000 años, por lo que en muchos casos las novedades que van surgiendo no son más que un giro de algo que ya existía, una nueva versión mejorada. pero centrándonos en los últimos 100 años, también podemos ver cómo hay ciertas estrategias que no han cambiado y que se siguen aplicando de manera reiterativa. Pueden cambiar algunos elementos, pero la esencia sigue ahí. Veamos cuáles son algunas de ellas.

estrategias de publicidad

1. Mostrar una identidad propia

En la actualidad, los consumidores esperan muchas más cosas de las marcas y que éstas sean únicas, diferentes, con una personalidad más marcada. Algo que lleva funcionando mucho tiempo, ya que son rpecisamente aquellas emrpesas que poseen unas características muy firmes y claras las que se han mantenido a lo largo del último siglo, como es el caso de Chanel Nº 5.

2. El poder de las emociones

Hoy en día, lo emocional es una idea que se repite una y otra vez con el objetivo de llegar a los consumidores y lograr que su mensaje funcione. Las últimas investigaciones en neurociencia han demostrado su potencial. No obstante, debes saber que no es algo nuevo, sino que se lleva aplicando décadas. Eso sí, es ahora cuando está viviendo su época dorada.

3. El poder de lo racional

Pero también el poder de lo racional es una estrategia muy recurrente. Se trata de hacer ver al consumidor los bueno que es el producto que ofrecemos. Un formato que comenzó como una simple demostración de capacidades pero que ha ido evolucionando en los últimos años, ganando creatividad.

4. Cambiar el orden de las cosas

Es el tipo de anuncio de coge algo conocido por todos y lo repite o le da un giro de tuerca para afrontarlo desde un punto de vista distinto para hacer reflexionar al consumidor o para que el mensaje capte mejor su atención. Es el caso, por ejemplo, de los anuncios de detergente que reivindican el derecho a ensuciarnos.

5. Lo pegadizo

Aunque actualmente resulta mucho más complicado que antes, lo pegadizo ha sido uno de los puntos clave durante mucho tiempo para conectar con los consumidores y mantenerse en sus mentes de una manera más efectiva. Puede ser una inconografía muy clara, una melodía o una campaña con un mensaje atractivo. Uno de los mejores ejemplos de ello es el anuncio de 11888 y sus pelochos.

6. La publicidad como elemento con utilidad

Este tipo de estrategias publicitarias apuestan por no lanzar simplemento un anuncio, sino por dar cosas que son en realidad anuncios. Es el caso, por ejemplo, de los productos derivados que lanzan algunas marcas. Burger King cuando hace algunos años lanzó un branded game con Xbox. O, mucho más evidente, lo que hacen la mitad de las marcas en la actualidad, creando elementos que son servicios y, al mismo tiempo, publicidad para la firma.

7. La llamada a la acción

Uno de los ejemplos más claros de este tipo de publicidad en sus inicios es el de la llamada a filas de la I Guerra Mundial en Reino Unido bajo el eslogan de “Tu país te necesita”. Un formato publicitario que podemos encontrar prácticamente en cualquier contexto y con cualqueir tipo de producto, como es el caso de los supermercados que invitan a probar cosas nuevas o las marcas que animan a llevar un estilo de vida más saludable.

8. Hablar de los objetivos de la marca

Esta estrategia se ha convertido en una de las más recurrentes en los últimos tiempos. Los consumidores quieren que las empresas tengan objetivos y que estos estén relacionados con la creación de un mundo mejor. De esta forma, podemos ver campañas que empoderan a la mujer o que van más allá del simple deseo de vender. Aunque pueda parecer muy novedoso, realmente es muy antiguo. En la década de los 20 ya se hacían campañas de este estilo, potenciando valores éticos.

9. Atacar a la competencia

Con más o con menos gracia, es una estrategia de publicidad que a lo largo de las décadas han utilizado muchas marcas, pero que poco a poco está quedando en el pasado. En vez de usar como reclamo las ventajas del producto, se dedica a mostrar la posición que el producto ocupa en el mercado por encima de sus competidores.

10. No todos los canales son iguales

La publicidad elige de manera muy concreta y muy especial el canal en el que quiere mostrarse al consumidor. Se elige un escenario y no otro en función de la facilidad que ofrece para llegar a los consumidores o de potenciar determinados elementos. En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda, pero la realidad es que se lleva haciendod esde siempre. Y es que las marcas siempre han elegido cómo mostrar sus mensajes en distintos espacios. Eso sí, hoy en día, las nuevas tecnologías y las herramientas de análisis de datos nos permiten ser mucho más eficientes a la hora de tomar una decisión y garantizarnos mejores resultados.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir