Email Marketing

10 reglas básicas para el envío de email transaccional

El email transaccional ha mostrado su eficiencia, sin embargo, son todavía muchas las empresas que no lo han incorporado a sus estrategias de marketing online.

Este tipo de emails son los mensajes que una empresa envía al usuario, de modo automático en respuesta a una acción o petición determinada. Un buen ejemplo de este tipo de emails es la confirmación o seguimiento de una compra online, así como el email recibido al renovar una contraseña.

Teniendo en cuenta que estos emails son deseados, es decir, los usuarios esperan recibirlos, su tasa de apertura es mucho superior a la tasa de apertura que los marketing emails obtienen. Es exactamente lo que les convierte en algo de gran interés para los empresarios. Desde SPLIO, han querido explicar las reglas básicas que convertirán a esta herramienta en todo un éxito:

  1. Recuerda que no se trata de emails comerciales: A pesar de que los mensajes transaccionales pueden mejorar notablemente la imagen de marca, y generar más ventas de forma indirecta, hay que tener muy claro que no son emails comerciales. Deben informar y aportar valor añadido.
  2. En tiempo real: Estos emails deben ser enviados en tiempo real. Las marcas deben preocuparse por que éstos lleguen a tiempo. 
  3. No son envíos masivos: Estos emails se envían de manera individualizada y personalizada y no de forma masiva como las newsletters.
  4. Personalización: Es  importante que sean emails con un alto nivel de personalización. Para incrementar la veracidad y sensación de confianza, se aconseja incluir a datos como nombre y apellidos o puntos de la tarjeta de fidelización personal.
  5. Asegurar la entrega: Asegurarse la entrega del email es algo realmente necesario para este tipo de comunicación. El envío más seguro se consigue creando los emails transaccionales directamente desde la propia plataforma de cada empresa y luego usando una plataforma profesional para envío de mensajes transaccionales. De tal manera se evitará que el email se pierda o caiga en correos no deseados.
  6. Independientes de los envíos de marketing: Se aconseja separar a los emails transaccionales de los de marketing online.
  7. Trackear resultados: Debemos ser capaces de medir el impacto y los resultados del envío en cuestión. Analizar los resultados y estadísticas de los emails transaccionales no sólo nos permite saber que estamos haciendo bien el trabajo, sino también conocer mejor a nuestro cliente y lo que más le interesa.
  8. Imagen de marca: El departamento de marketing debe encargarse de la creación de estos mensajes. Es importante mantener el mismo lenguaje, tono e imagen de la marca.
  9. Simplicidad: Es importante que sean de fácil comprensión y visualización, con un texto claro y simple.
  10. Información extra: A veces, se puede añadir en los emails transaccionales algún tipo de contenido extra. Pero debes recordar que la información debe ser de valor añadido. Como regla general este contenido nunca debe superar el 20% del contenido total del email transaccional.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir