Social Media

4 verdades del Social Media Marketing que no podemos ignorar

Avanzamos por el ciclo en el que la consigna es generar vínculos desde las emociones, es por lo tanto una realidad que, imaginar un número de clientes evangelizados con nuestra marca, nos puede parecer una utopía, aunque no es así.

No existe ninguna otra área del conocimiento que haya experimentado un cambio tan profundo y estructural como el marketing. En el momento actual, el movimiento y la naturaleza multicanal, son grandes aliados del marketing digital.

La escucha no es unidireccional, sino retro alimentada

En el momento actual no existe una escucha activa de los expertos, existe un seguimiento cuyo principal objetivo es ganar influencia, pero no una escucha activa. Hoy, todos nos escuchamos entre nosotros y elaboramos gracias a ese “brainstrorming único y constante” pensamientos innovadores mucho más complejos.

El mensaje de la marcas sirve para impactar en el consumidor pero, tu marca, la definen los clientes.

La necesidad de monitorear de forma constante lo que se dice de nuestra marca en red ha establecido un nuevo modelo en el que las marcas son definidas a través de lo que el consumidor opine de ellas. La reputación, la influencia y la calidad de los bienes y servicios prestados, no está garantizada con buenas campañas de marketing, sino sólo cuando éstas son consecuencia de marcas comprometidas, verdaderamente, con la nueva empresa social. ¡La definición de la marca la encontramos en las redes!

La falta de empatía es clave en la pérdida de clientes

Necesitamos aprender de las máquinas que la empatía, la paciencia y la perseverancia, son el triángulo que protege a las marcas exitosas. Desarrollar este tipo de cualidades es simplemente indispensable, el usuario hoy quiere que se le escuche y se le satisfagan sus emociones, por lo que las prisas para aumentar las ventas, así como dosis reducidas de escucha y empatía, son causas más que suficientes para que un cliente abandone nuestra marca.

El Social Media ya no es una opción, todo el mundo está en las redes

Si bien es cierto que el temor al estallido de una crisis en el social media es la causa más frecuente por la que las marcas no dan el salto hacia la construcción de una presencia social, es también una realidad que aún existen muchas organizaciones con estructuras tradicionales, que consideran que el fenómeno social no es relevante.

En ambos casos es indispensable tener en cuenta que son una minoría y como tal, deberán redoblar sus esfuerzos para minimizar el impacto de ir contra corriente. La reputación y la competitividad se exponen hoy al veredicto del consumidor, esté o no presente la marca.

Y una verdad más; Si no tomamos conciencia que construir una marca social es hoy un camino largo y no exento de obstáculos que tendremos que salvar con esfuerzo y constancia, no seremos capaces de transitar entre el polvo de estrellas del social media, hacia la consecución de nuestra influencia… quien determina nuestras cifras de crecimiento.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir