Social Media

5 cosas que los políticos no deben compartir en las redes sociales

5 cosas que los políticos no deben compartir en las redes sociales. Twitter y Facebook han llegado también a la vida de los máximos mandatarios del país, y en las últimas campañas políticas los han integrado en sus comunicaciones con los votantes.

Desde Rajoy y Rubalcaba, a los concejales de pequeños Ayuntamientos, las redes sociales se han convertido en un elemento con el que proveerse de votos (y, por tanto, de la victoria en las urnas), pero, ¿se usan convenientemente? Aquí ponemos 5 ejemplos del mal uso de las redes sociales en la política.

1. Comentarios e imágenes humillantes de los miembros de la oposición

Hace poco hablábamos en este espacio del caso de la candidata al Senado por Mallorca, Fernanda Pol, que colgó un fotomontaje de la por entonces ministra de Defensa, Carme Chacón. Dicha imagen mostraba los pechos de la ministra, que estaba reunida con altos mandos del ejército, y rezaba la (sexista) frase: “¡Lo que tiene que hacer una ministra para tener votos!”. Tras provocarse un revuelo en Facebook, la dimisión de Pol fue “voluntaria”… y fulminante.

2. La censura a lo satírico (porque puede fastidiar la campaña)

De sobra es conocido el caso de @Nanianorajoy, un tuitero que parodiaba al entonces candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, con satíricas frases en las que imitaba la forma de hablar del político (“Voy a arreglar todos los problemas de Eshpaña como se tienen que arreglar”).

La cuenta fue censurada porque, al parecer, Twitter había detectado una suplantación de identidad, pero desde la dirección del PP se reconoció que fueron ellos quienes denunciaron la cuenta. No obstante, la “muerte” de Naniano Rajoy, que no suplantaba, sino que parodiaba, hizo que surgieran cuentas que imitaban al extinto Naniano, y un hashtag (#freenaniano) que dio mucho que hablar.

3. “Te cambio merchandising por menciones”

Con un espíritu muy “2×1 de Carrefour”, el Twitter y el Facebook del PSOE se desmarcaba con el siguiente mensaje, que reproducimos literalmente: “Cuanto más compartas en Facebook y en Twitter más puntos obtendrás y podrás canjearlos por regalos promocionales de Rubalcaba”.

Tazas, polos y termos, aderezados con el promocional “Rubalcaba”, formaban parte de esta promoción (sí, este es el nombre), en el que lograbas puntos que luego podías canjear por los regalos: por ejemplo, para desayunar todos los días en una taza roja (1.700 puntos), tenías que compartir contenido de la web socialista al menos 425 veces. Ni qué decir que creó todo un jocoso revuelo en Twitter, bajo el hashtag #puntosRubalcaba.

4. Los mensajes de ¿un hacker?

Hace unos días, y en plena lucha de Chacón y Rubalcaba por la Secretaría General del PSOE, el Twitter institucional lanzaba el siguiente mensaje: “Con una candidata podemos ir a peor. Y con el otro no vamos a ninguna parte. ¿Qué ha pasado con la cantera?”. La dirección aseguró que era un hacker, pero los tuiteros han seguido compartiendo este contenido.

5. Discusiones (salidas de tiesto e interminables) de miembros de partidos rivales

Rubalcaba (@conRubalcaba) y González Pons (@gonzalezpons) protagonizaron uno de los intercambios más vergonzosos de Twitter. No sólo dejaron claro que no sabían usar la red social de microblogging , sino que se limitaron a echarse en cara de manera poco elegante actuaciones del otro partido,  sin dirigirse al ciudadano de a pie ni aportar soluciones. Incalificable.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir