Marketing

6 claves que nos conducen al nuevo marketing.

Al margen de la evolución que es más que evidente, creemos interesante resaltar algunos de los factores donde se ha visto claramente reflejado el cambio, el paso al marketing 2.0 que ya estamos experimentando.

1. Del “mi” al “nosotros”.
El marketing tradicional tiene su foco en la empresa, el producto, la marca, pero está visión ha sufrido un giro pronunciable. Ahora son las propias empresas las que se han dado cuenta que tienen que formar parte de una colectividad conectada si quieren sobrevivir en el mercado, estableciendo una relación directa con el consumidor, ya que estos ya no solo se limitan a consumir, sino a generar contenido también. Habrá que preocuparse entonces de uno mismo como empresa, y tener muy presente la satisfacción de nuestro cliente si queremos que sus críticas sean positivas respecto a nuestro negocio…
2. De la interrupción a la conversación.
La antigua forma de comunicarnos con nuestros clientes también ha cambiado. En la actualidad frecuentamos conversaciones directas bis a bis en un plano de igualdad donde estos nos expresan sus necesidades e intereses, por lo que tenemos que responder a sus demandas de forma personalizada y adaptarnos a sus diferentes peticiones. Como sabemos, hace tiempo surgió la figura del Comunity Manager, que juega un papel imprescindible en la red de consumidores, encargada de analizar las relaciones cibernéticas de nuestro público. Pero para que realice un trabajo adecuado, cada empresa debe identificar las necesidades de sus clientes, saber cuáles son sus hábitos en la red y dónde están o como interactúan.

3. De la iniciativa de la empresa a la del cliente.
Todo desarrollo de producto, servicio, o iniciativa, como bien sabemos no surge de una simple habitación o despacho, sino que son fruto de la reflexión entre sus clientes, las masas, o los grupos. Una buena interacción entre ambas partes es imprescindible.

4. Del producto al Engagement. 

Este termino implica la acción de hacer partícipe al propio consumidor de nuestra marca, consiguiendo que se conviertan en fans. Ya no basta con centrarnos en las características de nuestro producto y sus ventajas, buscamos la forma de que experimenten con estos, se comprometan, y aumentar así el recuerdo y la afinidad con la marca.

5. De la publicidad a la experiencia.
Dejar de perseguir y empezar a atraer, fórmula de éxito si queremos involucrar al cliente y crear un vínculo emocional además de comercial. Técnica persuasiva que pretende trasmitir ese sentimiento de pertenencia a un grupo y que hace que nos sintamos más conectados.
6. Del ordenador a la conexión constante.
Es evidente que le cambio más significativo ha sido el paso del ordenador a la multitud de dispositivos que permiten que hoy en día permanezcamos las 24h conectados unos con otros. Una comunicación interactiva non stop, en cualquier lugar, en cualquier momento.

marketing
Tras la enumeración de estas claves del cambio, queda claro qué es el centro, y alrededor de qué gira todo lo demás, el cliente. Una figura que siempre había tenido opinión pero nunca antes había habido manera de ponerla en común de forma tan fácil e instantánea. Ahora es capaz de definir y exigir un contenido, quiere vivir una experiencia de consumo, compartir sus visiones y vivencias… por lo que necesita de un compromiso por parte de las empresas que actúan respecto a él.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir