Marketing

Adaptarse a los clientes en el momento del pago

clientes

Cuando un emprendedor decide poner en marcha un negocio, sabe qué es lo que va a ofrecer y a quién se va a dirigir, pero tener claras estas dos cuestiones no es un proceso sencillo ni rápido. Es fundamental conocer el perfil de los clientes, sus necesidades, deseos, preferencias, hábitos de consumo y el comportamiento habitual que éstos tienen ante el proceso de compra. De esta forma, podrá adaptarse a ellos y conseguir que se decanten por sus productos o servicios antes que por los de la competencia.

Ofrecer distintos canales de venta y poder combinarlos entre sí, es una ventaja diferencial muy valorada por los consumidores, pero además de esto, el hecho de que el usuario pueda elegir entre multitud de métodos de pago alternativos, se está convirtiendo en un aspecto necesario. De esta manera, el consumidor puede elegir cuándo, dónde, y cómo quiere finalizar su compra, pudiendo escoger el método de pago que más le guste, más cómodo le parezca o mayor seguridad le transmita.

Además, los hábitos de los consumidores han evolucionado mucho en poco tiempo, cambiando la forma, el momento e incluso, el lugar donde deciden finalizar el proceso de pago. En la actualidad, los métodos de pago utilizados por los usuarios, varían si se tienen en cuenta factores como el país de origen o residencia, la edad, el importe de la compra o incluso, el momento y el tiempo del que disponen para llevar a cabo el pago.

Por ejemplo, en Alemania, la forma más común de abonar las compras es a través de las transferencias bancarias, en Filipinas es el contra reembolso, en España las tarjetas y en China las billeteras electrónicas. En cuanto a la edad de los compradores, también hay diferencias, ya que los métodos de pago utilizados por los Baby Boomers, la Generación X o los Millennials no son los mismos. Cuando se pone en marcha un negocio, es necesario pensar de forma global y actuar en local para llegar al mayor número de consumidores, independientemente de sus preferencias.

Integrar múltiples métodos de pago o realizar el análisis de comportamiento y necesidades de los clientes parece una misión fácil, pero puede llegar a convertirse en un largo camino lleno de intermediarios. En el mercado existen pasarelas de pago que ayudan a alcanzar los objetivos de los comercios, ofreciéndoles servicios que permiten tener una experiencia de usuario 360º, múltiples métodos de pago y además informes y análisis de las ventas con los que poder llevar un control del negocio. Las pasarelas de pago han evolucionado adaptándose  a las nuevas tecnologías y gracias a esto pueden ofrecer al mercado soluciones de pago integradas, omnicanales, seguras y rápidas para que puedas olvidarte del pago y centrarte en tus clientes.

Un ejemplo claro en España de pasarela de pago es Sipay Plus. Desde el Departamento de Comunicación de Sipay, señalan: “Apostamos por la invisibilidad del pago, facilitando y agilizando al máximo el proceso de checkout de nuestros clientes, ofreciéndoles aquellos métodos de pago que mejor se adapten a sus consumidores, gracias a la información que obtenemos de ellos durante todo el proceso. De esta forma, verán cómo su tasa de conversión se incrementa, logrando fidelizar a sus consumidores y pudiéndoles convertir en prescriptores de su marca.”

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir