Noticias

Amazon y sus spin off: el éxito en la diversificación de negocio

diversificación de negocio

diversificación de negocioUna vez más, la nueva temporada de Juego de Tronos (HBO) se ha convertido en una de las noticias del momento para los ‘seriéfilos’ y los fans de una de las historias más famosas y prolíficas del momento.  Los sucesivos tráilers y teasers están causando furor entre el público, confirmando el éxito de la saga literaria creada por George R. R. Martin. Y esto no ha hecho más que empezar. Ya que mientras los fans de la serie esperan a que se acabe esta última temporada por estrenar, ya se empiezan a planear cuatro spin off. Los hilos argumentales y sub tramas son tan complejos (y la saga está siendo tan lucrativa) que los productores han decidido seguir explotando la fama de los protagonistas aspirantes a ocupar el Trono de Hierro.

Como este, son muchos los ejemplos de libros exitosos que han pasado por nuestras pantallas después de ganarse un lugar especial en las estanterías de millones de lectores en todo el mundo. No nos olvidemos de Harry Potter o El Señor de los Anillos, cuyos estrenos en el cine llenaron de adeptos y fans acérrimos las salas de cine de muchos países hace unos pocos años. Ambas, por cierto, también con spin off por estrenar o, en el caso de la segunda, ya estrenados (Animales salvajes y dónde encontrarlos, 2016). Eso sí, en forma de películas y no de series. Pero, ¿qué habría pasado si ambas sagas hubiesen  alcanzado la fama que tienen más tarde y no tan cerca de sus años de publicación (1954-1955 y 1997)? Probablemente serían series, coparían las plataformas online de contenido audiovisual y tendrían tanta fama como Juego de Tronos (1996).

Lo que hace especial esta última es el contexto en el que ha sido concebida como serie. Un contexto en el que la sociedad digitalizada consume contenidos en diferentes dispositivos de manera prácticamente ubicua y en el momento elegido. Un contexto, además, en el que el éxito o fracaso del arte (en muchas de sus formas) no se sustenta únicamente en las ventas y la opinión pública, en el sentido más tradicional de la palabra. Sino que se apoya también en los datos derivados del análisis de sentimiento en RRSS y en otros datos que se deprenden del comportamiento digital de los usuarios (búsquedas, lecturas, visionado de vídeos, cookies…). La monitorización de todas estas variables y la extracción de datos con enjundia hacen más sencillo el conocimiento del usuario y la predicción del éxito o fracaso. ¿Y no es eso también lo que le pasa al resto de los sectores?

Si sumamos a esta ecuación el comportamiento en plataformas y aplicaciones, los modelos predictivos son cada vez más precisos. Netflix, por ejemplo, sabe en qué capítulo nos volveremos adictos a alguna de sus series. Spotify y Shazam conocen el próximo hit musical o nuestro próximo artista preferido. Estas tres plataformas han comprendido el valor de los datos que sus consumidores facilitan de manera voluntaria y los explotan al máximo para ofrecerles lo mejor. Y de paso monetizan los datos siguiendo siempre dos premisas claras: poner al consumidor en el centro y analizar todos los datos disponibles para mejorar su experiencia.

Esa premisa es la que también tiene Jeff Bezos con cada una de sus innovaciones para hacer de Amazon un negocio rentable y polivalente. Lo que en 1994 comenzó siendo la mayor librería virtual del mundo (sin problemas de stock ni almacenamiento) hoy es uno de los negocios más punteros e innovadores del mundo. Su historia me recuerda a la de los protagonistas de Harry Potter, El Señor de los Anillos o Juego de Tronos: un negocio que nace con el propósito de llegar a sus lectores y que acaba teniendo tanto éxito que se diversifica para seguir mejorando la experiencia de sus clientes.

Amazon ya no es solo una librería online. Es uno de los negocios de e-commerce que más facturan cada año, moviendo unos 390.000 millones de dólares al año. Sin ir más lejos, el pasado Black Friday vendió 940.000 artículos en 24 horas, sólo en España. También es una de las empresas que más ha innovado en los últimos años para adaptarse a la realidad digital de un usuario exigente y muy informado. Como en todos los negocios que triunfan hoy, tiene dos claves: los datos e ir hacia donde vaya el usuario.

Amazon analiza los datos de compra y el comportamiento online y en sus plataformas de cada usuario. El resultado viene en forma de acertadas recomendaciones personalizadas y unos números que no paran de crecer. Además de esto, también es un experto medidor de tendencias sociales y tecnológicas y un camaleón a la hora de adaptar su modelo de negocio a las mismas.

¿Asistencia por voz? Ahí está Amazon Echo. ¿Series y películas en streaming? Amazon Prime Video es facilitadora de contenidos de otros y producciones propias. ¿Repunte de las tiendas físicas? En 2015 abrió una librería física (Amazon Books) para que los usuarios pudieran ver y tocar los libros y comprarlos allí mismo o a través de sus cuentas online. Tiene previsto, además, abrir Amazon Go: supermercados en los que el usuario no espera para pagar en caja, ya que están equipados con sensores y cámaras en los estantes para controlar qué se lleva cada uno. Al salir, en su app pueden ver lo que se han llevado para confirmar que el pago se ha realizado correctamente.

No sólo están a la última en los servicios que ofrecen a sus usuarios, sino también dentro de la organización. Amazon es una empresa con un incansable espíritu de mejora y busca siempre en la tecnología a su aliado para facilitar procesos, optimizar servicios y seguir conociendo cada vez mejor a los usuarios que se ponen en sus manos. Todo esto apoyado siempre en datos, ya que entender los mercados en los que operan y adelantarse a las necesidades del usuario sería imposible de otra forma. A este ritmo, me parece que Amazon va a tener muchos y muy exitosos spin off en la diversificación de su negocio.

Artículo elaborado por Sergio Illescas, director comercial de Artyco.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir