Marketing

Aumento de las inversiones en comunicación empresarial para 2018

comunicación

La Era Digital avanza muy rápido y los usuarios van años por delante de las empresas. Ha pasado un año basado en la comunicación como experiencia impuesta por los hábitos de consumo de los millenials y el aumento del uso del smartphone. El 2018 se presenta como un año de evolución para la comunicación y el marketing digital, en el que los mensajes se personalizarán e individualizarán perdiendo fuerza lo global y general.

Respecto a esto, Raquel Coba, directora de Agenciasdecomunicacion.org, asegura: “Las compañías tienen que evolucionar y sumarse a la digitalización. En plena revolución digital; no todas las empresas van al mismo ritmo. Dependiendo del sector y el tamaño de la compañía, así está siendo su transformación digital. Las PYMES representan el 99% del tejido empresarial de España y su digitalización está siendo demasiado lenta en algunos casos”.

Por su parte, Arnau Sanz Ardanuy, Director de Imagina Digital, explica: “La digitalización de la sociedad va a una velocidad 10 años superior a lo que lo están haciendo las empresas. Hoy en día es más útil que nunca la inversión en servicios relacionados con la comunicación, el marketing o la publicidad. Si es inasumible de forma interna por motivos económicos y prácticos, debido a las exigencias son cada vez más complejas de los principales canales como Facebook o Google, hay que externalizar. Esto debe ir acompañado de una alta formación, tanto en conocimiento como en utilidad, y de forma adaptable a las distintas esferas de una empresa”.

La comunicación de cara a 2018 gira hacia un mensaje más adaptado. Por ello, Alfonso López García, Director de Comunicación de 3AWW, asevera: “Las comunicaciones genéricas distribuidas de forma masiva tienen cada vez menos cabida y la especialización en la temática tiene que tener su correspondencia en la demanda especializada del receptor. En el mensaje, los valores a transmitir han de ser los mismos, pero la forma de contarlo varía dependiendo del receptor”.

Durante 2018 el marketing digital seguirá evolucionando y las redes sociales seguirán ganando protagonismo como canales de comunicación empresarial, particularmente para la generación de ventas, pero, según Roberto Chaskielberg, Director General Aleph Comunicación, “se toparan con un usuario más maduro y exigente. Las empresa reducirán aquella inversión en redes sociales ‘porque hay que estar’ a cambio de una apuesta por los entornos que demuestren su validez real para cada caso. Y algo similar preveo en el ámbito del marketing digital; crecerá la confianza en estas herramientas pero, a cambio, las empresas esperarán un retorno más claro y consistente”.

Por su parte, “las redes sociales son y seguirán siendo en 2018 un canal indispensable para la comunicación de cualquier empresa que ha de ser seleccionado de forma cuidadosa para analizar a quién y cómo queremos llegar. Está bastante claro el target de cada una de las redes, solo hay que saber, de nuevo, adaptar los mensajes lanzados a través de cada perfil. En comunicación de crisis, es donde los mensajes honestos y claros son los que tienen mayor credibilidad. Un error asumido es mucho menos dañino para la reputación que un silencio prolongado o una media verdad. Tratar al público como lo que es, intuitivo e inteligente, es la mejor manera de cometer pocos errores y de salir airoso de los mismos cuando ocurren”, asegura Alfonso López García.

Asimismo, desde Imagina Digital defienden que “siempre que la sociedad siga avanzando hacía nuevos hábitos de consumo, las empresas deben adaptarse para encontrar el equilibrio entre inversión y resultado. Como la distancia entre estas dos partes aún es inmensa, las inversiones seguirán creciendo. El porcentaje anual de crecimiento de las inversiones en comunicación es menor que en años anteriores, pero sigue siendo evolucionando para intentar adaptarse a la diseminación de los usuarios en el universo gigantesco de hábitos, canales y formatos”.

Respecto a los servicios más demandados por las empresas, los clientes aprecian las acciones que dan resultados muy concretos y/o aquellas que son rotundamente creativas y que marcan la diferencia. Durante 2018, tal y como ha sido siempre, hay empresas y clientes con las más diversas necesidades y, creo que, los clientes valoran los servicios que les resuelven problemas, no el ‘tipo de servicio’. En este sentido, hay herramientas como el video que nos están sirviendo para resolver necesidades muy distintas, desde promociones y convocatorias hasta presentaciones comerciales. Pero lo se valora es adaptar los servicios a las necesidades concretas de cada empresa”, sentencian desde Aleph.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir