Herramientas de Marketing

Blog-ueando que es gerundio

A no ser que seas marciano has escuchado que “el contenido es el rey”. Hay una razón muy potente para que se repita una y otra vez, es mucho más que un cliché. Y es que cuando lo haces de forma correcta, tus esfuerzos impactan mucho en tu negocio, y, si tu content marketing da pena, también.

Pero, amigo, hacer buen contenido no es fácil. Seguro que la mayoría podemos escribir un post pasable, pero hacerlo optimizado para la web es completamente distinto. Tener la capacidad de idear, desarrollar y distribuir el contenido para tu audiencia no es moco de pavo. Lo que diferencia a un novato de un copy en condiciones no es solamente la estrategia, sino un compromiso muy serio con el proceso editorial.

Estarás de acuerdo conmigo en que muchos malos blogs corporativos, escritos por content marketers inexpertos y que no tienen mucha orientación. Y es que para que la escritura sea excelente, tus habilidades de edición deben ser aún mejores.

Al desarrollar una estrategia de contenido, hay que tener en cuenta que tu contenido debe tener objetivos, como por ejemplo:

  • Satisfacer necesidades de clientes y usuarios
  • Apoyar la propuesta de valor de la marca
  • Mostrar su lado humano
  • Ayudar al posicionamiento web
  • Convertir

Ojito, no se trata de decir en el contenido lo bueno y guapos que somos, que para eso ya está nuestra madre, sino de satisfacer las necesidades. Es lo básico.

Algunos consejos que me habría gustado recibir:

  1. Elige un tema

Para ello, hazte algunas preguntas:

  • ¿Qué le preocupa a mis usuarios?
  • ¿Cuáles son los puntos más difíciles para ellos?
  • ¿Con qué tendencias tienen que vérselas?
  • ¿Cómo puedo ayudar a que sus negocios sean más rentables?

     2. Elige título

Ten en cuenta que los títulos poco currados pueden tener un impacto negativo en los usuarios. De hecho, 8 de cada 10 verán el título, pero 2 de cada 10 harán click en él.

Si no manejas el arte del título, puedes olvidarte de que alguien se interese lo bastante como para leerlo entero. Así que, practica para hacer relevante tu post (y no trates de ser lindo ni encantador), trata de vender el artículo solamente con el título, usa menos de 65 caracteres en la medida de lo posible (aunque a mi me molan los títulos largos) y, según expertos, no uses puntuación (a pesar de que me encantan las preguntas y las exclamaciones)

Y por favor, sé creativo. No aburras.

 

        3. Estructura y formato

Estructurar tu blog no es más que hacerlo legible. Esto es fundamental para petarlo con los contenidos. ¿Cómo lo puedes hacer?

  • Que tu post esté entre las 400 y las 600 palabras para no acaparar demasiado
  • Cumple la promesa que haces en el post pronto
  • Usa headers para estructurar el texto

      4. Fuentes

El contenido de alta calidad suele incorporar fuentes, y es importante mencionarlas. Piensa si en tu artículo has dicho de dónde has sacado los datos, estadísticas o estudios.

       5. Dar cera, pulir cera

Escribir el artículo es fundamental, pues de otra forma no existiría, pero igual de importante es pulirlo un poco. Yo diría que incluso más, puesto que nos permite corregir errores tipográficos, de concordancia, gramaticales…además, te permite ver tu post desde otra perspectiva. Escríbelo y piensa que eres un usuario. A ver qué tal.

Si metes enlaces, asegúrate de que funcionan adecuadamente. Da sensación de descuido si no lo haces.

Y, por supuesto, la traca final. Optimízalo para SEO: asegúrate de que no hay demasiadas palabras claves, revisa el título, el snippet, las categorías, descripciones, imágenes y, dale una última pasada al texto.

Ahora sí, ha llegado el momento de darle a Publicar.

¿Le damos? 😉

 

 

 

 

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir