Marketing

Branding o lo que es lo mismo, construir tu marca

branding

brandingPartiendo de la base de que normalmente, los pymes, autónomos y freelance tienen que realizar un trabajo añadido a la hora de promocionarse ya que ellos mismos son su Marca, necesitan algo que les haga ser conocidos y que les permita posicionarse como sinónimo de calidad y de buen servicio, algo que les permita captar nuevos clientes más fácilmente, y esa herramienta es el Branding.

Nuestro objetivo debe ser que la comunidad piense que nos necesita para cubrir una necesidad y, si conseguimos esto, nos habremos ganado la confianza del cliente.

Las redes sociales permite conocer bien a los clientes, saber de primera mano cuáles son sus necesidades, y con un buen Branding estos clientes nos asociarán a una serie de valores que ellos identifican como necesarios y que comparten con nosotros, lo que hace de esta estrategia una poderosa aliada.

Para conseguirlo es fundamental establecer un valor que nos diferencie del resto de la competencia, que diga porqué somos mejores que otros, qué hace que seamos únicos a la hora de prestar un servicio, siendo aspectos muy importantes para los clientes la relación calidad-precio, por ejemplo.

Hace mucho tiempo ya que los clientes, que ya no son consumidores, sino prosumidores gracias al poder de los Social Media, esperan que la Marca les responda, es decir, esperan que haya una comunicación entre ellos y nosotros, lo que es fácil si usamos correctamente el canal bidireccional de las redes sociales lo que, además, como ya hemos mencionado en otros artículos, nos hará posicionarnos mucho mejor como persona relevante en nuestro nicho de mercado.

Por otro lado, la creación de una Marca conlleva la creación de una imagen fuerte y de confianza con el cliente, lo que también nos dará reputación, inherente al Branding, pero para esto, lo primero que tendremos que hacer es ponernos a disposición de los usuarios, comentar, responder y hablar con ellos. Es necesario que nos vean cercanos, que estamos ahí. Eso creará curiosidad en el cliente por conocernos y ver qué le ofrecemos. Si le resultamos interesantes, el potencial cliente acudirá a nosotros para conocernos más a fondo y comparar nuestros servicios con otros similares, y, si, le satisface, conseguiremos que el cliente nos sea fiel, que, al fin y al cabo, es lo que perseguimos.

El Branding puede reportarnos, como autónomos, grandes beneficios, sin importar que no tengamos las herramientas de las grandes corporaciones, ya que genera confianza por parte del cliente al ofrecer una imagen de sinceridad y honestidad, rasgos tan importantes en el mundo 2.0, y crear unas sensaciones muy positivas. Fundamental, no se trata tanto de vender, sino, de apelar a la emoción del cliente, hacernos un hueco en la vida del consumidor.

Por poner un ejemplo, cuando pensamos en un refresco, pensamos inmediatamente en Coca Cola, y si pensamos en un reloj de calidad, al instante vienen a nuestra mente marcas como Festina o Rolex. Estas marcas han conseguido ser asociadas con una serie de valores, como la calidad, lo que las convierte en valiosas para los clientes porque se identifican con lo que representan.

Para conseguir esto es de vital importancia elegir un buen nombre, ya que el oído es el sentido que más impacto produce en la mente humana, y en igualdad de condiciones, un buen nombre siempre inclina la balanza hacia un lado o hacia el otro.
Imaginemos que dos fabricantes de coches lanzan un modelo con similares características, un coche deportivo. El fabricante A llama al coche Silverado y el otro fabricante, Manso, ¿cuál creéis que elegiría la gran mayoría de consumidores? Casi con toda seguridad, los clientes acudirán al modelo Silverado por lo que el nombre transmite, “suena” a película del Oeste, lo que crea una imagen en la mente que Manso no consigue, ya que sus connotaciones indican todo lo contrario, “suena” a coche seguro y familiar.

Eso es lo que tenemos que conseguir, que los clientes acudan a nosotros en lugar de a otros que ofrezcan servicios iguales o similares, y, si elegimos un buen nombre será más fácil.

Por tanto, saquemos la moraleja de todo esto:

“si una Marca grande e importante quieres construir, un nombre mejor que el producto debes elegir”

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir