Marketing

Calidad y precio van cogidos de la mano

La calidad y el precio van cogidos de la mano, y es que ambos son factores que determinan la decisión de compra. Es muy probable que el cliente decida realizar una compra u otra en cuestión del precio que le piden a cambio de adquirir el producto o en función de su calidad en comparación a las demás marcas.

Debemos tener muy claro que a la hora de fijar el precio modificaremos la percepción del posible comprador. Dependiendo de la cantidad que pedimos a cambio del producto, el consumidor percibirá más calidad o menos.

A pesar de que ambos elementos van cogidos de la mano, podemos afirmar con total seguridad que a veces encontramos productos en los que uno de ambos está mucho más favorecido que el otro.

El producto perfecto debe ser comercializado en una situación de equilibrio entre estos dos elementos, pero lo cierto es que esto no ocurre. La gran competencia hace que los productores tengan que disminuir la calidad para poder producir más rápidamente y con menores costes de inversión. El consumidor final, descontento de esta situación, se ve obligado a investigar y perder su tiempo con el fin de encontrar lo mejor para su salud y para su bolsillo.

La situación descrita es la que lleva a los creativos a elaborar campañas emotivas que busquen hacer la vida del posible comprador mucho más fácil. Todo esto es valorado por los individuos y las marcas responsables son premiadas con la adquisición final.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir