Noticias y Actualidad

Carencia de capacidades profesionales en España

capacidades profesionales

Tras la crisis, la economía española está de nuevo en forma recuperando los 19 millones de empleos, cifra que no se alcanzaba desde el verano de 2009. Los últimos datos publicados de la EPA revelan que la tasa de desempleo se sitúa en el 16,4% (3,7 millones de parados), diez puntos por debajo del máximo histórico alcanzado en el invierno de 2013. Sin embargo, las diferencias con Portugal (8,6%), Francia (9,7%), Italia (11,1%) o la propia Zona Euro (8,9%) son significativas. Por lo tanto, cabe preguntarse si existen carencias en los profesionales españoles, cuáles son las capacidades más valoradas que pueden ayudar a revertir estos desniveles de desempleo en los próximos años y cómo conseguirlas.

De acuerdo con el estudio Carencias de Capacidades 2017, elaborado entre más de 1.000 profesionales españoles por Udemy, el 65% de los españoles cree que existe una carencia de capacidades profesionales en el mercado laboral español. Sin embargo, llama la atención que solo el 57% de los reconoce este déficit y piensa que esta carencia de capacidades les afecta directamente. Respecto a las diferencias entre generaciones, los grupos más preocupados por esta brecha de capacidades son la Generación X (desde los 36 hasta los 52 años) y los Millennials (desde los 18 hasta los 35) con un 52% y 40%, respectivamente.

Significativo resulta que el 85% de los encuestados cree que sus habilidades profesionales están por encima o en la media del mercado, con una marcada división entre géneros: el 62% de hombres frente a un 38% de mujeres. Estos datos ponen de manifiesto que la mayoría de trabajadores españoles admite que existe un déficit de habilidades en el mercado laboral, pero a título personal piensan que están bien formados para afrontar con éxito las demandas actuales del mercado laboral.

Otra de las variables tratadas en el informe es la competitividad. 3 de cada 5 encuestados piensan que el mercado laboral español es competitivo o muy competitivo frente a tan solo un 14% que piensa que es poco o nada competitivo, el 23% restante lo considera intermedio. Además, entre los que han calificado el mercado laboral español como competitivo o muy competitivo el 56% son hombres y el 44% mujeres, lo que supone una variación de 12 puntos entre géneros.

Es interesante señalar que la competitividad  tiene un impacto directo en las expectativas laborales de los españoles. Tras la crisis económica el 68% de los trabajadores españoles ha rebajado sus expectativas laborales y casi el 60% afirma tener menos oportunidades de crecimiento que en generaciones anteriores.

No cabe duda de que la formación es una de las claves para mejorar la competitividad. Según el estudio, las capacidades más valoradas hoy en día por los españoles son: Habilidades interpersonales (54%), Habilidades de comunicación (52%) y Creatividad (51%). Mientras que las Habilidades de productividad (gestión de tiempos, priorización, etc.) y las Habilidades sociales (espíritu de equipo, resolución de problemas, comunicación, etc.) son vistas como las áreas principales para avanzar en sus carreras profesionales.

Para mejorar las capacidades profesionales, los españoles se decantan por los cursos online (30%), seguido de los cursos intensivos o talleres especializados (26%), programas ofrecidos por las empresas (25%), cursos tradicionales (15%) y libros (4%).

“Los españoles son conscientes de la carencia de capacidades laborales a las que se enfrentan en un mercado tan cambiante como en el que vivimos. Plataformas como Udemy, donde se ofrecen cursos de múltiples disciplinas que pueden realizarse en cualquier lugar, en cualquier momento y adaptados al ritmo de cada alumno, es una solución para mejorar la competitividad de los españoles”, destaca Alfredo Stockder, Head of International Marketing y Business Operations de Udemy.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir