Noticias

Clima de Confianza del Consumidor Europeo

A pesar del ligero repunte de febrero y marzo de 2012, cuando los españoles consideraban que la crisis iba a durar 2,8 años, en el segundo trimestre de 2012 se vuelve a alejar la visualización del fin de la recesión. En este último informe, el consumidor español prevé como media tres años más de crisis. De esta forma, la fecha para el cambio del ciclo económico se sitúa ahora en 2015. Esta es una de las principales conclusiones del estudio Clima de Confianza del Consumidor Europeo realizado por GfK, empresa especializada en estudios de mercado.

El informe se difunde con carácter trimestral y analiza las expectativas de la población de 12 países europeos: Alemania, Austria, Bulgaria, España, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Rumania. En esta ocasión también se ha analizado el Clima de Consumo en Estados Unidos. Entre los indicadores analizados están las expectativas sobre la situación económica, el nivel de precios y desempleo del país, así como las previsiones de ingresos, consumo y ahorro del hogar durante los próximos meses.

Este último informe muestra una caída de todos los indicadores. De hecho, el índice de confianza en España decrece hasta sus niveles más bajos desde 2008. Las expectativas sobre la situación económica del país vuelven a bajar por segundo trimestre consecutivo hasta alcanzar los -33,9 puntos  (12,4 puntos menos con respecto al primer trimestre de este año). Si se estudian los datos por meses, mayo registra un valor de -44,3 puntos, similar a los momentos más duros de la crisis.

Esta coyuntura se traslada a la percepción de los españoles en el ámbito laboral, independientemente de su situación. De esta forma, el número de españoles empleados que ven peligrar su puesto de trabajo sube hasta el 17,7% (2,5 puntos más que el pasado mes de marzo), un dato que registra un incremento progresivo desde diciembre de 2011, cuando el porcentaje era del 12%.

Respecto a la población desempleada, en junio el número de parados disminuyó en casi 100.000 personas y dio un pequeño respiro a las expectativas de empleo en los próximos meses. A pesar de ello, se cerró el trimestre con un 57,2% de españoles que cree tener “ninguna” o “muy pocas” posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, después del repunte de mayo cuando 6 de cada 10 desempleados veía muy poco probable hallar una ocupación. Son los peores datos de la serie desde 2009.

Finalmente, en relación a las expectativas de gasto, todas las partidas analizadas han visto reducidas sus previsiones de compra por parte del consumidor. Una tendencia que se mantendrá en los próximos meses, con excepción específica de la alimentación. Los mayores recortes se seguirán aplicando a ocio y equipamiento del hogar.

Analizando otros países, si se hace el foco en los estados europeos, el Índice GfK muestra dos realidades: Alemania y Francia con una sólida tendencia en su evolución alcista respecto a la confianza en sus economías, y España e Italia con una curva evolutiva decreciente.

Por su parte, Estados Unidos, que por primera vez es analizado en este estudio, muestra una tendencia totalmente dispar con respecto a Europa. Sus expectativas sobre la situación económica pasan de -3,9 puntos registrados en agosto de 2011 hasta los 21,2 puntos actuales, más que ningún otro país europeo cuya media se sitúa en -35 puntos.

Un país que muestra cierta mejoría de las expectativas con respecto a su situación económica es Portugal, que se sitúa en -37,7 (2,9 puntos más que el primer trimestre de 2012) Este ligero repunte no llega aún a los hogares, donde las previsiones sobre ingresos y consumo siguen situándose en los niveles más bajos de Europa.

Comparativamente, los españoles se muestran menos pesimistas en cuanto a sus previsiones de consumo (-17 puntos) que otros países, como el Reino Unido (-42) e Italia (-31), muy posiblemente se deba a que los mayores ahorros se ejecutaron a principios de la crisis y hoy los españoles buscan ante todo mantenerlos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir