Conceptos

Cómo acelerar la web de tu negocio

webA nadie le gusta tener ni sufrir una web lenta. De hecho, una web que tarde un segundo más de la cuenta en cargar te va a costar un 11% menos de páginas vistas, un descenso del 16% en lo que se refiere a satisfacción del cliente y un 7% en conversaciones. Esto es mucha pérdida por solamente unos segundos más que tarde en cargar tu página. ¿O no?

Es muy posible que te preguntes exactamente si tu web es tan rápida como debería, o cómo de rápida debería ser, pero, realmente, no hay una respuesta específica a esta pregunta, pero un estudio de Akamai dice que el 47% de los usuarios esperan que una web cargue en dos segundos como máximo.

No es que sea mucho tiempo, pero, afortunadamente, existen varios trucos fáciles de poner en marcha para que tu web responda más rápido.

Averigua cómo es de lenta tu web

Antes de empezar a acelerar tu web, tienes que saber qué tienes entre manos. El primer paso para hacerla más rápida es saber cómo es de lenta. Hay muchas herramientas online gratis que te permiten analizarla. La herramienta de Google Webmaster Tool es genial para hacer una comparativa de velocidad. La regla general es que si tu web carga más rápido qeu el 75% de todas las que Google chequea, está bien, pero si es más lenta, mejor, sigue leyendo.

Reduce la cantidad de plugins y Java Scripts

Si tienes muchos extras en tu web como formularios, botones, feeds… (que son cosas que muchas veces ponemos pero realmente no usamos) seguramente, estás haciendo que tu página sea más lenta.
Para asegurarte de que no ocurre esto, lo mejor es que eches un buen vistazo a lo que tienes, veas lo que realmente es útil para ti y tus usuarios, lo que usas y lo que no, y, cuando lo sepas con seguridad, limpies tu página de todo aquello que no vale.

Una solución rápida para acelerar tu web es limpiarla y quitar lo innecesario, lo superfluo. Debes eliminar elementos codificados que no agreguen un valor significativo o intentar mover algunas de estas funciones a otras páginas para aumentar la velocidad.

Utiliza las redes de distribución de contenidos

Las redes de distribución de contenido, también conocidas como CDN, son, básicamente, redes de servidores que se encuentran en muchas ubicaciones geográficas en todo el mundo. Ayudan a tu web a distribuir contenido de forma más rápida y consistente a los usuarios en diferentes ubicaciones.

Un CDN funciona minimizando la distancia entre tus visitantes y el servidor de tu. Almacena una versión en caché del contenido  en varias ubicaciones a nivel mundial, y cada una de ellas distribuye los contenidos a los usuarios que se encuentran en ellas.

Los CDN permiten que tu web cargue más rápido, especialmente si tienes muchos visitantes en muchos lugares distintos.

Usa la compresión de la web

Si la web es grande y tiene mucho contenido de alta calidad, es posible que sea más lenta. Los sitios que contienen contenido de más de 100 kb son a menudo muy grandes y lentos. Si este es el problema, la mejor solución es la compresión.

Esto puede reducir significativamente el ancho de banda de las páginas, reduciendo así la respuesta HTTP. Mediante la compresión puedes reducir el tiempo de descarga en casi un 70%. Con una variedad de herramientas de compresión disponibles en internet, es súper fácil hacerlo.

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir