Marketing

Cómo conquistar a los consumidores: ¿Creatividad o tecnología?

experiencia de usuario

No cabe duda de que la tecnología ha revolucionado el mundo de los negocios en los últimos años. Y es que hasta las decisiones más pequeñas se toman después de minuciosas investigaciones científicas. De esta forma, el neuromarketing se ha convertido en el protagonista de las directrices que van siguiendo las marcas, dominando todos los aspectos del producto desde su creación hasta que es consumido por el usuario. Y es que los estudios han demostrado que para poder conquistar a los consumidores es necesario entenderlos y adelantarse a sus deseos. La clave para convertirlos en clientes fieles de la marca.

Además, gracias a las soluciones Big Data ahora resulta mucho más fácil conseguir información y analizarla, creando un caldo de cultivo en el que la tecnología parece invencible y en el que llegar a los consumidores parece que solamente es algo que puede lograrse si se cuenta con el soporte y el apoyo de gigantescas bases de datos y análisis detallados.

Un buen ejemplo de cómo la tecnología está avanzando es el servicio ofrecido por una compañía estadounidense que supone una dura amenaza para el profesional creativo, ya que escribe el reclamo publicitario que necesita la empresa, consiguiendo un éxito muy superior al de los seres humanos. De hecho, sus resultados tienen un 95% de probabilidades de ser más efectivos. No obstante la marca ha recordado que los grandes esloganes e las ideas que llaman la atención están realmente creadas por humanos.

conquistar a los consumidores

La tecnología ¿Amenaza o complemento a la creatividad?

Por todo ello, cada vez son más los que se están empezando a preocupar por el creciente papel que está experimentando la tecnología y están apostando por métodos menos tecnologizados  para obtener resultados. Son los defensores a ultranza de la creatividad y la imaginación. Para comprobar la efectividad de este sistema de trabajo la agencia estadounidense LPK decidió apagar durante un día todos los aparatos electrónicos y trabajar de forma analógica. Sorprendentemente el día resultó ser mucho más eficiente para algunos departamentos.

De hecho, las rutinas de desconexión en las que se vuelve a las viejas técnicas se está volviendo cada vez más habituales en el mundo empresarial. El objetivo es recuperarse a uno mismo durante al menos 24 horas y sacar a relucir toda la creatividad que muchas veces se ve eclipsada entre tanto dispositivo electrónico.

Y aunque no es necesario irse a los extremos, lo cierto es que la creatividad humana nunca debería ser menospreciada ni renunciarse a ella. pero por otro lado, tampoco hace falta renunciar a la tecnología para matar la creatividad, ya que una puede apoyarse en la otra para planificar las mejores estrategias para conquistar a los consumidores.

1 Comment

1 Comment

  1. Elena

    17 abril, 2015 en 21:51

    ¡Me gusta el post! Para temas relaciones con el marketing: blogdemarketing.org

    Gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir