Marketing

¿Cómo creamos una buena estrategia de marketing digital?

transformación digital

estrategia digitalYa lo hemos dicho muchas veces, sí, pero una buena estrategia de marketing digital es un elemento que absolutamente todas las marcas y empresas deberían tener escritas, puesto que es la hoja de ruta de la marca en el entorno digital e internet. No vale pegar el salto al marketing digital sin red, no por nada, sino porque seguramente te la vas a pegar con todo el equipo.

Tener una estrategia de marketing viva y que evolucione te asegura saber qué hacer en cada momento y en cada etapa de tu empresa, de tu negocio, y, además, te ayudará a reaccionar ante determinadas ocasiones en las que te puedes ver un poco más desorientado.

La cuestión es la siguiente:

¿cómo creamos una estrategia de marketing digital que nos permita relacionarnos con nuestros clientes y además sacar todo el provecho a los distintos canales digitales que existen?

Los clientes son imprescindibles para el éxito de una marca o una empresa, o un negocio pequeñito, está claro, y por ese motivo tenemos que atraer hacia nosotros el mayor número posible de ellos. Está claro que no existe una poción mágica para saber cuál es el mejor modo de hacerlo de entre la gran cantidad de recursos que tenemos a nuestra disposición, y, a veces, hay que probar, eso sí, guiados siempre por la experiencia. Hay marcas a las que la publicidad en Google les va genial, pero a otras les funciona mejor los Facebook Ads. Para otras funcionan las redes sociales… Hay una gran variedad, solamente tienes que averiguar cuál es la que mejor funciona para ti.

Se comete con mucha más frecuencia de lo que se debería un fallo, y no es otro que el de olvidar en un momento determinado que todo lo que se está haciendo se hace para captar clientes, y no para otros fines. No debemos perder el norte, compañeros.

Por otro lado, la captación viene de haber contactado antes con un usuario o cliente potencial, y de ahí la gran importancia de dirigirnos a las personas adecuadas a través del canal adecuado, puesto que si no vas al lugar exacto no puedes alcanzarlas. Necesitamos una base de datos en la que incorporemos a todos aquellos posibles clientes a los que poder ofrecer nuestro producto o servicio, pero, ¿cómo aumentamos esa base de datos?

Bueno, podemos realizar acciones diversas en las redes sociales, como concursos, sorteos, proporcionar descuentos especiales en determinados momentos… la cuestión es ofrecer algo muy interesante para nuestra masa de clientes potenciales.

Una vez hemos atraído al cliente, es hora de fidelizarlo. Es en esta etapa en la que debemos hablar y conocer bien sus necesidades, de modo que podamos satisfacerlas antes de que nos las muestre o nos las diga. Para ello debemos proporcionarle contenidos y soluciones perfectas para él, ofrecerle una atención al cliente impoluta, intentando que cada vez que aparezca en su mente la necesidad que nosotros podemos satisfacer, la respuesta inmediata del usuario sea ir a visitar nuestra página web.

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir