Marketing

¿Cómo ha evolucionado Barbie para adaptarse al siglo XXI?

barbie

No cabe duda de que Barbie fue uno de los grandes clásicos del mundo del juguete del siglo XX. Y, precisamente por ello, es por lo que a Mattel le ha costado tanto adaptarla a los nuevos tiempos. Durante décadas, Barbie fue el icono del modelo de mujer tradicional. Un modelo que las generaciones jóvenes consideran ya superado. Así pues, Barbie ha tenido que reinventarse y cambiar tanto la manera en la que se vende como la forma en la que se representa.

Hace algunos años, Mattel llevó a cabo una campaña publicitaria para romper con este modelo con la que consiguió hacerse viral y que hizo que la imagen de la marca fuera vista con una mirada más positiva. Barbie ya no es una muñeca de proporciones imposibles, sino que cuenta con cuerpos que cambian, adaptándose a los cuerpos reales de diferentes tipos de mujeres.  Sin duda, un paso muy importante para representar a la mujer de una manera mucho más realista, cambiando incluso sus pies para que pudiera llevar zapatos planos en lugar de tacones.

barbie

De esta forma, Mattel ha logrado conectar con aquellos padres que querían comprar muñecas realistas para sus hijos y al pensamieno de que las princesas ya no eran aquellas que esperaban ser rescatadas por un príncipe. El modelo tradicional de la muñeca se encontraba fuera de contexto y sus ventas habían empezado a decaer, por lo que era necesario reajustarla a los tiempos actuales. Con este objetivo, Barbie no solamente ha modificado su aspecto físico, sino también la manera en la que se presenta, las historias que se asocian a ella. Y el primer escenario donde hemos podido verlo es en la publicidad, donde se han incluído nuevas historias para transmitir una imagen completamente diferente.

En este sentido, Barbie se ha convertido en la llave para que las niñas puedan imaginar que pueden ser cualquier cosas y ha conseguido que los padres, y no sus madres, también quieran jugar con ellas. Para ello, también se ha mostrado a niños jugando con Barbies en los anuncios. Además se ha dado mucha importancia a la propia historia de la marca, sacando a relucir el lado más profesional de la muñeca, ya que a los largo de toda su trayectoria ha tenido profesiones muy variadas.

Por otro lado, hay que decir que los cambios van más allá de los anuncios y de las historias asociadas a ella. La empresa también ha hecho películas y contenidos animados para conectar mejor con su público objetivo que, sin duda, han tenido un gran éxito. Lo cual ha tenido mucho que ver con el hecho de que los padres millenials se impliquen más con sus hijos en este sentido que sus padres, ya que son plenamente conscientes de la experiencia de contenidos que están teniendo sus hijos. Los padres participan en las decisiones de sus hijos, por lo que las marcas de juguetes deben tener muy en cuenta no solamente los contenidos que se ofrecen, sino también la manera de narrarlos y los canales en los que se difunden.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir