Marketing

Cómo hacer un plan de marketing online

Un plan de marketing online es un documento en el que se contemplan todos los objetivos y la planificación de las acciones de marketing que van a llevarse a cabo, de manera que todas las estrategias tengan una justificación y puedan alcanzarse las metas establecidas previamente. Para lo cual, debemos definir qué es lo que queremos lograr, a qué público nos dirigimos y cómo vamos a implementar cada una de las acciones planteadas.

Se trata de disponer de una guía que nos vaya marcando el camino, que nos indique a dónde debemos llegar y cómo llegar, corrigiendo el rumbo en caso de que lo consideremos oportuno. Y es que no se trata de tener presencia en Internet por qué sí, sino de que esa presencia nos reporte beneficios y potencie nuestra imagen de marca a través de las herramientas de marketing digital que tenemos a nuestro alcance. ¿Estás listo para crear tu plan de marketing online? ¡Allá vamos!

plan de marketing online1. Analiza el mercado y la competencia

Antes de comenzar un plan de marketing, es fundamental que conozcas bien cuál es el entorno en el que te mueves. Debes estudiar a fondo el mercado y a tus competidores. Esto te ayudará a saber cuáles son tus puntos fuertes y débiles, averiguar cuáles son las características y tendencias del sector, saber quiénes son tus principales competidores y qué es lo que están haciendo, y decubrir oportunidades de negocio. Todo ello nos servirá para crear una propuesta comercial única y aportar valor añadido a nuestro producto o servicio para posicionarnos por encima de nuestra competencia.

2. Conoce a tu público objetivo

Las herramientas de marketing son muy útiles para segmentar a nuestro público, pero para poder sacarles el máximo provecho, debemos tener muy claro quién es y cómo es. El sexo, la edad y la ubicación geográfica son elementos muy valiosos para ello, pero no son los únicos. También es esencial entender cuáles son las necesidades y motivaciones de nuestros potenciales clientes y averiguar cóm interactúan en el mundo online. Esto nos ayudará a seleccionar los mejores canales y acciones de comunicación para conectar con ellos.

3. Define tus objetivos

Una vez definidos los puntos anteriores, llega la hora de definir nuestros objetivos, es decir, tener muy claro qué es lo que queremos lograr. De ello dependerán nuestras estrategias. Es obvio que lo principal es aumentar las ventas, pero también puede ser la fidelización de los clientes, ganar suscriptores a los que enviar nuestra newsletter, incrementar la cantidad de comentarios positivos en las redes o mejorar la tasa de conversión.

4. Crea tus estrategias de marketing

Las estrategias nos ofrecen una visión de conjunto de las distintas acciones que tenemos que implementar para llegar a nuestros clientes y alcanzar los objetivos propuestos. Para planificarlas, es muy interesante dividir las acciones en función de las fases del proceso de conversión. Y es que no es lo mismo dirigirnos a alguien que no nos conoce que a otro que compra en nuestro negocio habitualmente. una vez que tengamos clara nuestra estrategia, llega la hora de vestirla de creatividad para conseguir llamar la atención.

5. Concreta tu proceso de ventas

Si puedes cerrar la venta de forma online, es relativamente fácil definir una serie de fases por las que el usuario debe pasar antes de convertirse en cliente. Por el contrario, si no disponemos de venta online, tendremos que encontrar otras fórmulas para vincular las ventas con nuestra comunicación online.

6. Fideliza a tus clientes

Cuando un usuario se convierte en cliente, es el momento de fidelizarlo. Uno de los retos más emocionantes de cualquier plan de marketing online. Conservar un cliente requiere de una inversión mucho menor que hacer uno nuevo, por lo que es muy importante prestar atención a este punto para que nuestro negocio sea rentable. Aprovecha la información que te brindan las cookies para saber cuáles son los hábitos y preferencias de tus clientes y ofréceles lo que necesitan justo en el momento oportuno.

7. Marca tu presupuesto

Lo más frecuente es dividir nuestro presupuesto entre las distintas estartegias y medios en los que nos interesa tener presencia: la página web, los motores de búsqueda, las redes sociales, etc. Para optimizar nuestro presupuesto, debemos analizar cada uno de estos canales para saber cuáles son los que podrían tener mayor impacto entre nuestro público objetivo. En este sentido, es muy importante estar al tanto de las tendencias del sector.

8. Elige tus herramientas de marketing

El mundo online pone a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades que además no dejan de crecer cada día.  Entonces, ¿cómo saber cuáles debemos elegir? Aunque no existe una única respuesta, si tenemos claros todos los puntos anteriores, habremos recorrido un gran trecho del camino. En cualquier caso, lo más recomedable es ponerse en manos de un experto de marketing online que pueda explicarnos con todo detalle las ventajas y los inconvenientes de cada una de ellas.

9. Mide tus resultados

Para saber si nuestras estretagias están funcionando o no, debemos tener controlados una serie de parámetros que podemos ir viendo a través de herramientas de estadística digital. Por ejemplo, averiguar cuál es coste que nos supone atraer un nuevo cliente a nuestro negocio.

10. Extrae conclusiones

Aunque tengas en marcha tu plan de marketing online, tu trabajo no termina aquí. Debes realizar controles periódicos y, en base a los resultados, saber qué acciones tienen más éxito, de manera que podamos seguir mejorando nuestro plan cada día y optimizar al máximo nuestros recursos. De esta forma, podremos detectar posibles errores que podríamos estar cometiendo y cambiar lo que consideremos oportunos para futuras estrategias.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir