Marketing

¿Cómo identificar la publicidad sexista?

La publicidad sexista es aquella en la que se muestran imágenes con contenidos basado en estereotipos de los roles de género. El objetivo de este tipo de publicidad es  es establecer el papel de uno de los géneros en relación al otro. Así por ejemplo, se imponen características como las de que una mujer debe ser femenina y un hombre masculino.

En los años 50 y 60 podían verse anuncios que hoy nos escandalizarían y, aunque el panorama actual es distinto, lo cierto es que la publicidad sexista sigue estando muy presente. No se trata de anuncios denigratorios ni de esloganes directos como «Pon a punto la casa mientras bajas de peso» o «¿Quieres decir que una mujer puede abrirlo?», pero sí de mensajes muy sutiles que muchas veces pasan completamente desapercibidos para la mayoría. Es una publicidad relacionada con el “sexismo cotidiano” como la que encontramos en anuncios de productos de alimentación o limpieza. Sin embargo, hay forma de detectar estos matices sexistas en los anuncios publicitarios. A continuación te explicamos cómo.

Publicidad sexista

1. Promueve modelos que refuerzan los estereotipos tradicionalmente establecidos para cada género

Ajenos a los cambios sociales y a las nuevas realidades de muchas mujeres, estos anuncios siguen enfatizando los roles fijados para cada género.

2. Aleja a la mujer del entorno laboral más prestigioso y la relega a las tareas del hogar

Estos anuncios siguen perpetuando el espacio establecido para cada género, asignando a la mujer el espacio de la casa, el de lo privado, y al hombre el de la autoridad, el de lo público.

3. Fija unos rasgos de belleza femenina y los relaciona con el éxito

Anuncios diseñados desde un punto de vista masculino que restringe las posibilidades de triunfar de aquellas mujeres que no siguen unos modelos de belleza concretos.

4. Sitúa a la mujer en inferioridad con respecto al hombre

Este tipo de publicidad presenta a la mujer como un ser dependiente del género masculino, siempre en un segundo plano, sumisa y pasiva. Suele ser muy frecuente en los reportajes de moda.

5. Hace presión sobre el cuerpo de la mujer a través de ciertos productos

Esta publicidad hace hincapié en la adaptación de la mujer a un determinado patrón de belleza a través de mujeres que centran sus diálogos en el cuidado corporal.

6. Excluye a la mujer de las decisiones económicas de importancia

Consideran que la mujer no es capaz de administrar el dinero y la posiciona en un segundo plano en este tipo de decisiones cuando se trata de compras de mayor cuantía.

7. Muestra el cuerpo femenino como un espacio lleno de imperfecciones que es necesario corregir

Anuncios que muestran el cuerpo de la mujer y los cambios que experimenta con la edad como “problemas” que deben ocultarse o corregirse.

8. Representa el cuerpo de la mujer como un objeto

Se recurre al cuerpo de la mujer o al fetichismo de ciertas partes del mismo como reclamo para atraer la mirada y la atención de la audiencia.

9. Niega los deseos de la mujer y presenta como algo natural su adaptación a los deseos de los demás

Presenta a la mujer como alguien incapaz de sentirse realizada si no es adecuándose a los deseos de su marido, sus hijos, sus padres… Si además trabaja fuera de casa, debe ser una gran profesional.

10. Muestra a la mujer como incapaz de controlar sus emociones y sus respuestas, justificando de esta forma las comportamientos autoritarios que se ejercen sobre ellas

Anuncios que presentan a la mujer como un ser caprichoso, incapaz de tomar decisiones sensatas y con reacciones histéricas. Se ridiculiza a la mujer y se hace que ver que es necesario un elemento masculino para que se comporton correctamente.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir