Marketing

Cómo influye el neuromarketing en nuestras decisiones de compra

Neurociencia

NeuromarketingCuando hablamos de neuromarketing solemos centrarnos en cómo estas herramientas permiten entender al consumidor y ofrecerle productos y servicios de una manera más eficiente. Si la neurociencia es una disciplina que estudia la respuesta del cerebro a los estímulos para comprender mejor la mente humana, el neuromarketing busca comprender cómo y por qué tomamos las decisiones de compra, estableciendo de esta forma los pasos a seguir para que los mensajes publicitarios sean más eficientes

Por este motivo, es por el que las marcas centran gran parte de sus esfuerzos en conseguir que tanto sus productos como su establecimiento resulten atractivos para el consumidor. Pero el neuromarketing también tiene otras muchas aplicaciones y resulta muy interesante para crear experiencias de compra que calen en la mente del consumidor y se recuerden el mayor tiempo posible. Las macas planifican estrategias con el objetivo de ofrecer experiencias que no solamente resultan más efectivas, sino también más llamativas porque tienen un elemento científico que capta la atención del consumidor.

Compramos por lo que pensamos

Lo cierto es que conocer a los consumidores es hoy más sencillo pero también más necesario que nunca. De hecho, intentar comprender al consumidor se ha convertido en toda una obsesión para las marcas, con el fin de saber qué es lo que quieren y qué es lo que les motivas a tomar la decisión de compra. La idea es comprender cómo adquieren los conocimientos y cómo se relacionan con los productos, ya que las cosas son cada vez menos evidentes y cada día son más importantes los elementos sutiles y menos esperables. Y es que muchas veces, lo que los consumidores sobreentienden no es exactamente lo mismo y lo que les lleva a decantarse por una marca es algo muy distinto de lo que espera la compañía. Con lo cual, muchas veces lo que los consumidores deducen sobre la marca no tiene nada que ver con el mensaje que la marca está intentando transmitir.

La mente juega trucos

Nuestra mente tiene diferentes trucos que aplica a su relación con los productos, distintos elementos que ha ido aprendiendo  y que llevan a hacer ciertas cosas. Elementos que muchas veces pueden convertirse en un verdadero obstáculo para las marcas. Por esta razón, a veces las estrategias de marketing planificadas por las empresas no funcionan, porque los consumidores ven las cosas de otra manera. A continuación te mostramos cuáles son los trucos de neuromarketing más recurrentes:

  • Miedo a la pérdida: los consumidores tienen más miedo a perder algo que ganas por conseguir un beneficio. Este es el motivo por el que el mu8ndo del marketing lo tiene complicado para lograr que el consumidor pase a determinados niveles. En este sentido, las marcas deben hacer sentir al consumidor que no está arriesgando algo cuando decide probar una nueva marca.
  • Efecto anclaje: suele decirse que la primera impresión es la que cuenta, y en marketing los consumidores suelen quedarse con esta primera impresión, lo cual puede resultar muy difícil de superar. A lo que debemos sumar que los consumidores se sientan más cómodos quedándose con aquello que les resulta familiar y que creen que encajan con ellos.
  • Efecto framing: es el efecto que causan los productos a través de su presentación y empaquetado. Y es que el contexto hace que los consumidores vean las cosas de una manera completamente diferente.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir