Marketing

Cómo llegó el consumo de masas de la mano de los grandes almacenes

consumo de masas

Los grandes almacenes marcaron el comienzo de las nuevas formas de consumo y de los hábitos de compra actuales. Es cierto que las clases adineradas ya solían ir de compras, pero fueron las grandes galerías las que perfilaron el consumo de masas que hoy conocemos. Y, en este sentido, fueron las grandes tiendas de París y Londres las que marcaron el rumbo del resto de tiendas del planeta, incorporando nuevas estrategias que conectaran con los consumidores. Pero también en españa hubo a finales del siglo XIX tiendas que fueron transformándose para ser más modernas y atractivas con el objetivo de aumentar sus ventas, y galerías comerciales que recurrieron a modernas técnicas de marketing para posicionar sus productos en el mercado. Es todo ello lo que explica el modo en que consumimos hoy.

consumo de masas

Las tiendas del siglo XVIII no eran iguales que ahora. El espacio que hoy se identifica como tal, con un espacio accesible y un gran escaparate es un invento de la vida moderna. Lo que había en aquella época eran puestos a la entrada de la casa. Poco a poco irían evolucionando hasta que, a finales de siglo, ya se parecían más a las de ahora que a las anteriores. Comercios que empezarían a caminar hacia la cultura del consumo y a idear formas de atraer a los potenciales compradores. Y es en este momento también cuando surgen los precios fijos.

A principios del siglo XIX las tiendas se vuelven más luminosas y aparecen los priemros escaparates, consiguiendo un espacio mucho más agradable. Además, los comercios se van especializando en productos concretos en lugar de vender una amalgama de cosas distintas. De esta forma, se pasaría a las tiendas con escaparates identificables y una personalidad más marcada hasta llegar a los primeros grandes almacenes, que en nuestro país se instalaron en Barcelona y en Madrid. Con grandes tiendas que ofrecían productos muy cuidados e importados, así como un buen número de dependientes que intentaban llamar la atención de los clientes. Muy espaciosas y con una gran variedad de productos. Por supuesto, siempre instalados en ubicaciones destacadas dentro del centro de la ciudad.

Uno de los más destacado fueron los Almacenes El Siglo, inaugurados en el año 1881 en Barcelona, que usaron todas las técnicas de marketing propias de los almacenes modernos. Situados en un imponente edificio con elementos de promoción de ventas, realizaba ventas a distancia y contaba con una legión de dependientes para ofrecer a los clientes una buena experiencia de compra. Incluso podríamos decir que fueron los pioneros en marketing de contenidos, ya que publicaban su propia revista tres veces al mes en la que escribían sus propios periodistas y diseñadores gráficos. A través de ella s promocionaban sus productos, pero también e incluían piezas literarias, de moda, información local y viñetas de humor.

Después de aquello llegarían el Corte Inglés y las Galerías Preciados, pero lo fundamental es que los consumidores ya habían conocido el consumo moderno y se habían adaptado a él muy bien. Basta con echar un vistazo a los anuncios de los periódicos del primer tercio de siglo para darse cuenta de que cómo el consumo moderno se había ido instalando en la vida de los españoles para siempre.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir