Social Media

Como mejorar la velocidad de carga de una web en varios Pasos. El caso Prestamoney

beneficios redes sociales

beneficios redes sociales

La velocidad de carga se muestra como un elemento clave para una página web, de cara a mejorar y garantizar la mejor experiencia a los usuarios. Es fundamental que cuando vayas a acceder a una página web en busca de una información, un servicio o un producto no tengas que esperar demasiado para poder acceder a todo lo que ofrece, ya que de lo contrario, no tengas ninguna duda de que no tardarán en irse a la competencia.
Es importante que tu página cargue rápido, por ello hemos creído que resultaría interesante realizar un artículo en el que te diésemos una serie de consejos para conseguir mejorar la velocidad de carga de una página web en unos sencillos pasos.
Para ello nos hemos basado en el caso Prestamoney.com, una página web especializada en préstamos rápidos y minicréditos que consiguió aumentar enormemente su velocidad de carga con unos sencillos pasos. Presta atención y toma nota.

Optimización de las imágenes

Las imágenes juegan un papel protagonista en cualquier página web, pero no por ello deben ser más grandes de lo necesario, ya que en ese caso no van a hacer más que reducir la velocidad de carga de tu web. Es un paso muy sencillo, ya simplemente tienes que coger una imagen, abrirla con cualquier herramienta de optimización, siendo Photoshop la más recomendada, y escoger el formato adecuado para ella. Así de fácil.

Optimiza los ficheros

Evidentemente no será lo mismo cargar un archivo de 100kb que 100 archivos de 1kb, y es que en un momento en el que contamos con conexiones tan potentes, parece que viene mejor para la velocidad de una web contar con ficheros de gran tamaño.
Deja a un lado aquellos ficheros pequeños que no ofrecen ninguna utilidad, y apuesta por aquellos otros que aun siendo más grandes, resultan mucho más útiles y eficaces para los usuarios.

Presta atención a tus consultas

Es posible que te resulte complicado si no dispones de los conocimientos necesarios, pero es importante que prestes atención y revises tus consultas, ya que así podrás evitar que tengas que devolver un mayor número de campos de los que realmente necesitas para disfrutar del mejor funcionamiento. Apuesta por los índices y por las claves que te ofrezcan la oportunidad de ejecutar aquellas consultas más habituales con la máxima fluidez.

Apóyate en el caché

Hay una serie de consultas que son más complicadas que otras, de eso no hay duda. Aquí te puede resultar de gran ayuda guardar el HTML que haya generado dicha consulta, así como cualquier otro elemento que te pueda resultar de utilidad en el futuro.

Adiós a las complicaciones

Tras hablar con algunos profesionales en el mundo de la programación, nos damos cuenta de que la mayoría de páginas webs utilizan diferentes elementos sin ninguna necesidad, que no hacen más que entorpecer la experiencia del usuario y reducir la velocidad de carga.
De modo que céntrate únicamente en aquellos elementos que realmente vayas a necesitar, y deja a un lado todos aquellos que puedan suponer una complicación.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir