Marketing

Cómo negociar un ascenso

ascensoUn periodo con alta inflación, desempleo y lenta recuperación de la economía, no parece ser un buen momento para pedir un aumento salarial. Sin embargo, muchos consideran la posibilidad de una negociación de este tipo. No es mala idea, pero vale la pena hacerlo con tiempo y bajo las circunstancias adecuadas para no fracasar en el intento. Desde la Comunidad Laboral Trabajando.com-Universia han recogido algunos de los factores clave a la hora de solicitar un aumento de sueldo.

Según el último estudio de Adecco, la tendencia en España es bajar los sueldos. Los salarios se han reducido en una docena de comunidades autónomas respecto hace un año. Pero dependiendo de la comunidad autónoma en la que residas, la media de sueldo mensual podrá ser mayor o menor. A día de hoy, los sueldos más altos de España se pagan en las empresas del País Vasco, con una remuneración media de 1.982 euros al mes.

Solicitar un ajuste salarial puede ser un verdadero dolor de cabeza, pero si tu nómina lleva estancada bastante tiempo y has cumplido con el cien por cien de tus responsabilidades y objetivos, entonces quizás sí sea el momento de llevar tu petición a la dirección de tu compañía.

Para ello, es fundamental que te prepares y realices un análisis del trabajo desarrollado durante el año: te ayudará a respaldar y defender tu petición, además de permitirte conocer en los aspectos en los que debes mejorar.

¿Con qué frecuencia debemos esperar o solicitar un aumento?

Si llevas tan solo unos meses trabajando en una empresa, no sería el momento acertado. Ninguna organización te ofrecerá mayores ventajas si antes no observa que eres una persona comprometida, y esa condición se construye sólo con el paso del tiempo. Podríamos decir que durante los primeros tres meses apenas hay tiempo para demostrar si eres la persona ideal para el puesto que ocupas.

Por lo general, los aumentos se conceden una vez al año, aunque dependerá en gran medida de la situación de la economía y la demanda de capital humano en sectores altamente competitivos.

La frecuencia con la que podríamos solicitar un aumento de sueldo es una vez al año. No obstante, un cambio de cargo o un aumento de responsabilidades también lo justificarían.

Si desafortunadamente la empresa se encuentra en números rojos, olvídalo, no es un buen momento para solicitar una subida salarial. Pero si ese no es el caso de tu compañía, si tienes argumentos sólidos y has superado los resultados esperados por la organización y aun así no ha habido una mejora salarial es recomendable plantearla a la dirección.

“Hay quienes dan por hecho que merecen un aumento tan sólo por cumplir con sus funciones diarias y ser puntuales, pero eso es lo mínimo que espera la empresa de ti” señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

No basta con cumplir las actividades impuestas por la empresa, sino de ir más allá, demostrar que eres un valor añadido para ellos y una pieza clave en sus logros. Recuerda la importancia de tener los argumentos necesarios que respaldan tu solicitud. El aumento va a depender de la cantidad y calidad del trabajo y, por supuesto, de la superación de los resultados esperados por la organización.

¿Cómo negociar un aumento de sueldo y no morir en el intento?

Trabajando.com te ofrece algunos puntos fundamentales que no debes pasar por alto a la hora de solicitar un aumento.

  • Fecha en que se realizan usualmente los aumentos
  • Realiza un análisis de la gestión
  • Logros obtenidos y resultados esperados por la organización
  • Responsabilidades a cargo
  • Situación financiera de la empresa
  • El tiempo trabajando en la empresa

El salario es un asunto determinante, en muchas ocasiones, en la toma de decisiones para el cambio de empleo. Hay expertos que señalan que una de las principales razones que impulsa la búsqueda de nuevas oportunidades es la mejorar salarial.

“Debes estar atento cuando la empresa prepara sus presupuestos anuales, la recomendación es aprovechar esas fechas para realizar la solicitud, después será mucho más difícil porque los presupuestos ya estarán hechos”, añade Caparrós.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir