Marketing

¿Cómo saber si estás haciendo Black Hat SEO?

Se conoce como Black Hat SEO a aquellas prácticas poco éticas que van en contra de las directrices marcadas por Google y que buscada mejorar el posicionamiento de una web más rápidamente. Prácticas que Google considera como hacer “trampas” y que penaliza cada vez con mayor dureza. Pero además, hay que tener en cuenta que Google cambia cada cierto tiempo su algoritmo a través de nuevas actualizaciones y si no se respetan, la web puede ser penalizada y terminar desapareciendo de los resultados de búsqueda. Todo lo contrario a lo que se pretendía.

La cuestión es que la línea que separa a un posicionamiento SEO correcto del Black Hat SEO es muy delgada. Estas prácticas pueden darnos resultados a corto plazo, pero a largo plazo además de afectar negativamente a la imagen de la empresa, también afectarán a nuestra posición, lo que conlleva una considerable pérdida de tráfico. En algunos casos puede que lo estemos haciendo sin ni siquiera ser conscientes de ellos. Entonces, ¿cómo saber si estás haciendo Black Hat SEO? A continuación te traemos una lista de las técnicas más frecuentes y más negativas para el posicionamiento de tu web para que puedas evitarlas.

Black Hat SEO

1. Cloacking

Es una técnica que consiste en mostrar un contenido a los motores de búsqueda diferente al que mostramos al usuario. generalmente se trata de páginas sobreoptimizadas con frases que queremos posicionar.

2. Texto oculto

Esta práctica consiste en generar contenido oculto dentro de la misma página a la que queremos llevar al usuario, pero poniendo el texto en el mismo color que el fondo. Con lo cual, aunque el usuario no puede ver el texto, los motores de búsqueda sí. También se utilizan otras técnicas como CSS o <div>. El problema es que los buscadores lo detectan fácilmente y lo penalizan.

3. Spamming Keywords

Se trata de un método que se utiliza con el objetivo de posicionar incluyendo demasiadas repeticiones de la misma palabra dentro de un texto. Google sabe detectar perfectamente cuando la semántica del contenido no es correcta, por lo que penaliza a la web. Y tampoco es recomendable hacerlo en las etiquetas. La densidad recomendable de una misma palabra clave dentro de un texto debe estar entre el 3% y el 12%.

4. Contenido duplicado

Se crean varias webs con el mismo contenido o con contenido muy parecido. Lo que más cambia en estas páginas son los nombres con los que se generan los enlaces. Una práctica que puede verse con gran frecuencia en los portales de viajes y programas de afiliados. El problema es que cualquier persona puede copiar nuestro contenido y los motores de búsqueda encuentran grandes dificultades para detectar cual es el original, por lo que incluso este último podría terminar penalizado.

5. Páginas traseras

Son páginas creadas de manera automática en muchos casos que tienen por objetivo crear tanto contenido como sea posible para captar mayor cantidad de tráfico o enlaces y apuntarlos a la página del cliente.

6. Intercambio de enlaces

Obtener enlaces es muy importante para mejorar nuestro posicionamiento SEO, por lo que muchas personas deciden intercambiar enlaces con otras webs e incluirlos dentro del contenido de manera natural. Sin embargo, es importante que elijamos páginas relacionadas. Por supuesto, debemos olvidarnos de las granjas de enlaces, ya que pueden terminar por arruinar todos los esfuerzos que hayas realizado en otras estrategias.

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir