Marketing

Comunícate a nivel emocional

Los seres humanos nos diferenciamos por nuestras habilidades comunicativas. Desde que nacemos incorporamos la comunicación, tanto verbal como no-verbal, a nuestras rutinas diarias.

Sentimos la necesidad de expresar nuestros sentimientos o de transmitir nuestras preocupaciones. Pero además, hay personas que utilizan la comunicación con el fin de conseguir unos propósitos muy concretos.

En publicidad se da exactamente este tipo de comunicación, un anunciante transmite el mensaje publicitario con el fin de incrementar los beneficios finales invitando a los posibles compradores a que realices la adquisición de sus productos.

En los últimos años, y como consecuencia de la crisis económica que estamos atravesando, es cada vez más frecuente que los mensajes publicitarios se transmitan por medio de una comunicación emocional.

Esto se debe a que las compañías pretenden crear lazos duraderos con sus actuales o potenciales consumidores. Pues, éstos últimos son cada vez menos fieles a las marcas y hay que establecer una comunicación que se adapte a sus necesidades.

Los mensajes publicitarios estimulan las emociones de los receptores y a menudo les hacen vivir situaciones concretas, poniéndolos en el lugar de los protagonistas del spot. Además, es muy frecuente estimular la sensación de empatía, fortaleciendo la relación entre marca y consumidor.

En resumen, es imprescindible adaptar la comunicación al mensaje publicitario concreto y a los objetivos del anunciante, porque en determinadas situaciones y para determinados productos podría ser más conveniente recurrir a la comunicación objetiva.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir