Conceptos

Conoce bien a tu público objetivo y no olvides los factores influyentes

Para cualquier empresa es imprescindible tener un perfil de público objetivo muy concreto y bien finido. Esto se consigue mediante constantes estudios e investigaciones que tratan de conocer cada vez mejor al consumidor para, de esta manera, establecer una relación basada en la confianza.

Hay que conocer numerosos detalles que pueden influir en la decisión que realiza el público objetivo. Destacan el precio, la calidad, la financiación, la publicidad, el servicio ofrecido, las ofertas y promociones, entre otros.

El precio es un factor tan influyente que puede hacer que el consumidor cambie su marca favorita por otra cuya calidad es equiparable.

La calidad en la actualidad tiene una importancia cada vez más creciente, llegando a desembocar incluso en conflictos que pueden provocar el fracaso empresarial. La preocupación por llevar a cabo una vida saludable tiene un papel decisivo, pues si lo que ofrece la compañía no cumple las expectativas que se tenían anteriormente, lo más probable es que la compra no se repita.

El factor financiación puede proporcionar facilidades para el público objetivo, que a menudo son agradecidas y premiadas a través de la compra. La sociedad actual necesita una vida menos complicada y ajetreada.

La publicidad, ofertas y promociones, por otra parte, son el resultado del constante estudio que se realiza para conocer al posible comprador. A través de la primera se resalta todo aquello que busca el consumidor al adquirir el producto o servicio. A través de las ofertas y promociones se hacen descuentos que demuestren que lo más importante para la compañía vendedora es el bienestar del público objetivo.

El servicio puede clasificarse como una ventaja competitiva, un beneficio añadido que hace los procesos de compra y post-compra mucho más placenteros. El ahorro de tiempo se puede conseguir a través de diferentes técnicas, una de ellas es el buen servicio ofrecido y los consejos que proporcionan los vendedores (especialistas).

En definitiva, no basta conocer al público objetivo, sus hábitos y preferencias. También hay que dar la importancia necesaria a los factores influyentes, todo esto para conseguir una compra placentera que desembocará en la fidelidad de marca.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir