SEO

Consejos para mejorar tu SEO

Si tienes una página web y quieres que aparezca entre los primeros puestos de los resultados de búsqueda de los buscadores, tienes que ser muy consciente de que no vale con crearla y dejarla ahí, para que se posicione sola por arte de magia. Tienes que darle caña al SEO.

Por mucho Yoast SEO que le metas.

Es muy necesario que le des un poquito de cariño, que le hagas cosas, que la optimices y la alimentes como tu página se merece, en resumen, que la optimices para el SEO.

Seguro que puedes encontrar mil millones de páginas y de artículos que te aconsejan cómo optimizar tu web y sobre qué puedes hacer para mejorar ese posicionamiento, pero bueno, yo te dejo mi lista, basada en la (poca o mucha) experiencia en este campo y en lo que dicen muchos expertos SEO en Barcelona.

Lo primero que tienes que tener muy pero que muy claro es cuál o cuáles van a ser las palabras clave que quieres posicionar. Esto es crucial, porque si no tienes en cuenta las palabras, las keywords que pretendes colocar en buscadores, probablemente, y como nos ha pasado a todos, empezarás a trabajar y a crear contenidos sin tenerlas en cuenta, y, posiblemente, acabarás posicionándote como ingeniero nuclear cuando realmente lo que quieres es hacerlo como, no sé, mecánico por ejemplo.

Hay un montón de herramientas que te pueden ayudar a localizar tus keywords, algunas de pago y otras gratis, como el Planificador de Palabras Clave de Google. Funciona bastante bien para averiguar cuánta gente suele buscar la palabra que quieres usar y para sugerirte ideas que a lo mejor no se te habían ocurrido.

Esto de las keywords está muy bien, pero, si no optimizas los elementos de tu web para el SEO, las palabras clave puede que no te valgan para nada. Las etiquetas de título y la descripción de tu web son fundamentales para la indexación, ya que el buscador las lee y son las que muestra en sus resultados de búsqueda. La descripción del sitio es lo que indica a los buscadores de qué va, y el título es lo que le da nombre.

También necesitas que tu web tenga un mapa, para que puedas decirle a Google fácilmente qué páginas de tu web debe y puede rastrear. Así es mucho más sencillo que lo haga que si lo dejas a su aire, dale una hoja de ruta por la que pueda empezar a indexarte.

Intenta también evitar el contenido duplicado, y, dale una buena longitud a tus contenidos (mínimo, unas 300 palabras, que no es demasiado), y, por supuesto estructura tus artículos de forma sensata, que tengan sentido y, si puedes, métele enlaces internos para crear una red interna de enlaces que comuniquen unas páginas con otras, además de enlazar a sitios externos, si tienes ocasión.

Trata de optimizar también el tiempo de carga de tu web, pues, además de que si tarda mucho el usuario se va a marchar, Google te va a premiar también.

Hay muchas más cosas que podemos hacer para preparar tu web de cara al SEO. ¿Qué otras acciones recomendarías?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir