Marketing

Crea vídeos que tu audiencia quiera ver

No se puede negar que lo visual se retiene mejor, por eso el vídeo es un muy buen recurso que incorporar en nuestra estrategia de marketing.

Si trabajas en marketing, el vídeo es un gran aliado para tu marca, puesto que te puede ayudar a que tu usuario recuerde mucho mejor tu mensaje. Usando el poder del vídeo puedes hacer tu empresa visual y atractivo para los usuarios.

¿Por qué usar YouTube?

Porque YouTube tiene más de 800 millones de visitas únicas cada mes y se visualizan al mes más de 4 billones de horas de vídeo. Además, YouTube es el segundo motor de búsqueda más utilizado, y demuestra que a los usuarios les encantan los vídeos.

Tenemos que entender el vídeo no sólo como un recurso de ocio, sino como un formato de contenido alternativo, y por ese motivo tenemos que darle la importancia que realmente tiene, tenemos que hacerlo bien. Así pues, nuestros vídeos deben incluir estos tres elementos:

1. Un hilo argumental: una historia coherente. Nuestro vídeo debe conducirnos de una forma coherente y natural, sin forzar acontecimientos, por su narrativa, que, por supuesto, debe incluir un clímax y un desenlace. La historia debe estar bien contada, basada en un hilo argumental bien creado.

2. La cantidad adecuada de contenidos: un vídeo puede ser de duración muy variada, pero, para que tenga el efecto deseado sobre los usuarios, la duración óptima debe ser por debajo de los cuatro minutos, ya que, de otra forma, los usuarios se cansarán y dejarán de verlo. Los usuarios vemos vídeos porque es un contenido fácilmente consumible y supone descansar, en muchas ocasiones, de la lectura de artículos.

3. Un Call to Action (CTA) o llamada a la acción: todos los contenidos que se crean nacen con un propósito, y a no ser que nosotros mismos digamos a la comunidad qué esperamos de ellos a cambio de ese contenido de calidad, es posible que no lo sepan. Lo mejor, para curarnos en salud, añadir al final del vídeo un mensaje claro y directo, sin posibilidad de interpretaciones.

Pero, ¿cómo sabemos si nuestro contenido es adecuado para el vídeo? Es fácil, si tenemos contenidos que requieren elementos visuales y de audio para que tengan algún significado, es perfectamente válido para el vídeo.

Generalmente, el contenido que mejor funciona para vídeo es el que promociona un producto o un servicio físico, palpable. Para ello, debemos asegurarnos de que nuestros vídeos se centran en demostrar cómo funciona para que los usuarios lo vean, más que hablar de lo bueno que es. Los usuarios lo quieren ver en acción.

También funciona muy bien un vídeo tutorial, con instrucciones para hacer algo. Este tipo de vídeo debe incluir los tres elementos indispensables del vídeo, audio, lo visual y texto o diálogo, no basta con mostrar a tus espectadores algo sin explicárselo.

Por supuesto, el humor también es perfecto para nuestros vídeos. ¿Quién no ha visto alguna vez un vídeo de una caída o de un perrito gracioso? La creatividad aquí juega un papel fundamental, porque el humor atrae a la mayoría de los usuarios.

Por último, señalar que otro contenido muy útil es la retransmisión de eventos en directo, facilitando que las personas que no puedan asistir a él estén presentes de alguna manera.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir