Marketing

Crear ruido alrededor de nuestra marca puede resultar muy lucrativo

¿Por qué cada vez es más frecuente encontrarse con marcas que centran sus campañas en la provocación? Crear escándalo y llamar la atención de la sociedad se ha vuelto una moda.

Aunque cabe mencionar que antes de llevar a cabo una táctica de este tipo habría que contar con la opinión de actuales y potenciales consumidores. Además, habría que recurrir a los consejos de especialistas en marketing y comunicación. Esto se debe al peligro que supone emprender una acción tan llamativa.

El problema reside en que nos situamos ante una estrategia cuyo coste es muy elevado y que podría tanto multiplicar exponencialmente las ventas del producto como hundir a la marca.

Otra pregunta que debemos plantearnos es si estamos preparados para los efectos que producirá la acción, al fin y al cabo conseguiremos que gran parte de la sociedad hable de nosotros.

Hay marcas que desde su creación recurren tan solo a este tipo de estrategia y han alcanzado un éxito impresionante. Esto se debe al vínculo que han conseguido crear con su público objetivo. No les importa la opinión general, tan solo la de aquellos que les crean beneficios.

Deberíamos considerar si preferimos contar con una audiencia disgustada a una desinteresada. Porque los efectos podrían ser negativos y tendremos que afrontarlos muy rápidamente a través del plan de crisis previamente definido.

Por último, debemos ser conscientes de la rapidez con la que habría que actuar en momentos de rechazo del mensaje publicitario por parte de nuestros propios consumidores. Habría que llevar a cabo tácticas inmediatas que consigan calmar a los individuos y justifiquen la emisión del mensaje. En los casos en los que sea necesario se pedirá disculpa.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir