Noticias

¿Cuál es el precio que hay que pagar para conseguir que tus empleados sean más productivos?

Todo empresario busca el incremento de la productividad de sus empleados. Lo que es cierto es que se trata de un objetivo indispensable que hay que cumplir para que, a la larga, sea posible alcanzar el éxito empresarial y la supervivencia de la compañía.

Hay numerosas opiniones que, según las filosofías empresariales que defiendan, aconsejan llevar a cabo unas tácticas u otras. Personalmente no me decantaré por ninguna filosofía en concreto, citaré acciones universales que te ayudarán a alcanzar el tan deseado incremento de la productividad.

En primer lugar, un empleado satisfecho es un empleado productivo. Si, como empresario, muestras tu interés por la opinión profesional de tus trabajadores, conseguirás su participación y esfuerzo. Las personas queremos ser escuchadas, queremos que el acto comunicacional cumpla el objetivo establecido, en el caso analizado, lograr el reconocimiento profesional.

En cuánto a los viajes de trabajo organizados por la alta dirección, cabe decir que son un incentivo muy poderoso que pocos aprovechan. En estos viajes los empleados establecen vínculos muy beneficiosos que a largo plazo formarán el ambiente perfecto para el desarrollo de los excepcionales planes de trabajo. Pero esto no es todo, en los casos en los que no se disponga de los recursos necesarios para organizar viajes se puede recurrir a las comidas de empresa o a los desayunos de trabajo. Aunque el tiempo en el que estarán en contacto es bastante inferior, los resultados pueden asemejarse.

¿Y qué decir de las reuniones de trabajo? Es evidente que si se llevan a cabo fuera del horario laboral podrían convertirse en una técnica de relaciones públicas poco eficaz. En cambio, si tienen lugar en horario laboral, los empleados las apreciarán y se volcarán al máximo, contribuyendo con sus ideas creativas al crecimiento de la compañía y a la consecución de los objetivos establecidos.

No hay que olvidarse de las reuniones de brainstorming. La tormenta de ideas produce un efecto creativo y enriquecedor que difícilmente podría conseguirse de otra forma. La libertad que se proporciona a los empleados, unida a la participación y escucha activa, convierten a estas reuniones en una técnica muy ventajosa.

En definitiva, el precio que hay que pagar para conseguir la productividad no viene dado solamente como un valor económico, se trata de invertir mucho tiempo en la persecución del éxito empresarial y aprender a manejar la información que nos proporciona la comunicación, tanto a nivel formal como informal.

2 de comentarios

2 Comments

  1. Joel Pinto

    14 octubre, 2012 en 19:33

    Hola, Inna

    Muy interesante tu artículo de hoy. Quiero solamente comentarte que, a parte de la importancia que tiene el tener una política salarial y de incentivos adecuada para desarrollar un equipo de trabajo productivo, es también importante llamar la atención hacia uno de los subproductos que la crisis ha generado, y es el de las empresas que quieren contratar a los mejores profesionales, con sueldos de miseria.

    Productividad y bajos sueldos, generalmente no van de la mano. Y habrá el que dice que en las fábricas chinas son muy productivos, pero definitivamente no felices.

    Aquí te dejo este artículo que publiqué en mi blog, que complementa el tema que estás desarrollando hoy. Espero que les guste 😀

    http://conocealnuevocomprador.blogspot.com.es/2012/04/trabajar-de-gratis-cuandopor-quepor.html

    • Inna Nikolova

      17 octubre, 2012 en 23:31

      Hola Joel,

      gracias por la opinión. Yo, al igual que tú, considero que productividad y bajos sueldos no van de la mano. Aunque haya personas que lleven a cabo su trabajo de la manera más productiva posible, a largo plazo si no se cuenta con política de incentivos se podría correr el riesgo de perder al profesional. Algo que ninguna empresa busca.

      Un Saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir