Marketing

¿Cuándo dar tu tarjeta de visitas?

Algunos emprendedores tienen dificultades a la hora de encontrar el momento en el que entregar su tarjeta de visitas.

El acto de dar una tarjeta de visitas a alguien es mucho más que una amabilidad. Se trata de un modo de hacer negocios, el primer paso de una comunicación bidireccional.

tarjeta de visitasMuchos empleados tienen tarjetas de visita, con las que además de dar sus datos de contacto, dan un imagen de marca. Y es que es muy profesional poder disponer de algo que regalar al posible comprador.

A la hora de negociar con productos de alta gama, es recomendable disponer de tarjetas de visita. Este tipo de negociaciones suelen ser largas y exigente. Una tarjeta de visitas podría ahorrarle tiempo al interesado, y evitar que contacte con los competidores (a los que ha conseguido encontrar antes en Google).

Pero a la hora de entregar la tarjeta de visitas, muchos empleados tienen la dificultad de no encontrar al momento perfecto. Primero deben hablar con la persona y despertar su interés; tras ello, llega el momento de contarle un poco más acerca de las ventajas que obtendría si adquiere lo que se le oferta; el paso siguiente es el de ofrecer una prueba gratuita (si es posible); por último, entregar la tarjeta de visitas.

Una entrega apresurada podría llevar a un rechazo. Las personas impacientes no son vistas con credibilidad, es por ello por lo que debes esperar a que el individuo interesado confíe un poco en ti. Tras ello, puedes dar el paso decisivo y entregarle el regalo que le ayudará a mantenerse en contacto contigo.

Dicha espera despierta también el deseo en el consumidor, le demuestra que ha sido una persona privilegiada y que se ha ganado este detalle.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir