Social Media

Cuando los gigantes se colapsan: problemas en Twitter y Gmail

Los grandes de internet y del social media también son “humanos” y fallan tal como se puede ver con los recientes problemas de servicio que han afectado a Twitter y Gmail.

La caída de Twitter

A semejanza de lo ocurrido con Blackberry  y parecido al colapso de una hora del 21 de junio, Twitter tuvo el pasado 26 de julio otra caída de sus servidores que fue informada por el equipo de la red social a través del siguiente comunicado: “Hola gente, parece que estamos sufriendo una pequeña interrupción en Twitter.com y en algunos clientes de móviles. ¡Gracias por vuestra paciencia!”.
Además de este comunicado, se podía ver en la página de estado de Twitter que la red social se encontraba cerrada temporalmente. Esta caída afectó a usuarios de diferentes países.

A pesar de esta suspensión del servicio, se podía ver gente usando la red social a través de sus smartphones y algunas aplicaciones como TweetDeck también estaban operativas, aunque no al 100%. Una vez que Twitter volvió a ser operativo el hashtag #mytwitter se convirtió en uno de los trending topics.

La caída de Gmail


El pasado 17 de abril, Gmail tuvo una caída que también dejo a muchos usuarios sin poder acceder a sus cuentas al ver un mensaje de “Error 500”. El porcentaje de afectados no fue muy alto, sólo el 2% de los usuarios, pero a pesar de que porcentualmente parece un número bajo, en realidad fue un gran número de usuarios que no pudieron abrir su bandeja de entrada. Enseguida los usuarios de Gmail, a través de Twitter hicieron con sus tweets que el hashtag #gmail se colara en ese día entre los trending topics de la red social.

A pesar de que la caída duró aproximadamente una hora, muchos se llevaron las manos a la cabeza. El problema con este tipo de servicios es grave porque muchas personas y empresas tienen datos muy importantes en sus cuentas (direcciones de email, archivos, o emails con datos confidenciales) y no poder acceder a ellos en determinados momentos supone un gran inconveniente. ¿Por qué? Sencillamente porque esos datos están almacenados en la nube y, salvo que se tenga algún servidor de correo tipo Thunderbird o Outlook, esos datos estarán solamente almacenados en los servidores de Google y no hay otra manera de acceder a ellos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir