Marketing

Cuestión de suerte

suerte

Probar nuestra suerte, esto es lo que nos empuja a participar en todo tipo de juegos al azar. Exactamente ahí se esconde una gran oportunidad para las marcas.

Y no es de extrañar que esta Navidad, más que nunca, las marcas lanzan todo tipo de juegos online. El más extendido es el de ir abriendo cada día una ventanita del calendario navideño que puede esconder algún premio.

A pesar de que sabemos que la oportunidad de ganar es reducida, accedemos a la página web en la que se encuentra el juego y hacemos clic en participar. A menudo, se nos pide registrarnos a la newsletter de la marca en cuestión: también lo hacemos. ¿Qué más da si podemos darnos de baja después?

Los empresarios han encontrado un buen aliado a la hora de fidelizar a sus consumidores. Se trata de una gran oportunidad de mejorar la relación con los individuos. Pues a todos nos gusta ganar algo, ¿por qué no destinar uno o dos minutos en el intento?

Exactamente esto es lo que todo creativo debe recordar, si hay recompensa hay interés. En el momento en el que el receptor ve que la marca tiene algo interesante que ofrecerle, entonces es cuando su interés se despierta. Al final no importará si ha ganado o no, sino el hecho de que ha tenido en sus manos la oportunidad de ganar.

En definitiva, volvemos a encontrarnos con la fuerza y eficiencia que tienen los procesos psicológicos aplicados a la publicidad.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir