Noticias

Cuidado con la frecuencia de tu Campaña Publicitaria

Debemos tener mucho cuidado con la cobertura y la frecuencia que escogemos para alcanzar los objetivos de nuestra estrategia de marketing.

Numerosos empresarios creen que con conseguir una buena cobertura, alcanzar al mayor número de personas, se incrementarán las ventas pero esto no es del todo correcto. Depende mucho del producto que vamos a comercializar, así como del precio del mismo y de su frecuencia de compra.

Imaginemos que vamos a ofrecer a nuestros consumidores un producto de baja implicación y precio reducido. En tal caso, necesitaríamos recurrir a una cobertura alta y frecuencia baja. Esto es así porque la decisión de compra es no meditada. La marca necesita notoriedad, y si está presente con publicidad en el punto de venta, mejor que mejor.

Sin embargo, si nos enfrentamos a un producto tecnológico, que acaba de ser lanzado al mercado y además es un producto de alta implicación, necesitaremos una frecuencia alta. Las personas que estarán dispuestas a comprarlo son personas atrevidas, con fuerte personalidad y que se dejan llevar por las modas, además de poseer un alto poder adquisitivo. Debemos presentarle el producto y no será suficiente con un solo impacto.

En este caso, la frecuencia será cuidadosamente calculada y se tendrán en cuenta valores relacionados con el perfil de público objetivo, acciones de la competencia, características del mercado y del producto en cuestión, contexto socio-económico, entre otros.

Es muy importante no saturar a los posibles compradores, una frecuencia alta podría llevar a ello. Pero tampoco podemos quedarnos por debajo del número de impactos mínimos necesarios para que la compra se realice.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir