Marketing

De la economía tradicional a la economía digital en 10 pasos

Aumentan los ingresos generados por la publicidad exterior digitalDesde los comienzos de la era digital hasta la actualidad, nos hemos visto obligados a adaptarnos al entorno y a desarrollar diferentes técnicas y tecnologías.
Una sociedad en la que reina todo lo concerniente a la informática y a las comunicaciones y en la que cabe destacar dos especialmente: Internet y comunicación móvil. Nuevas tecnologías que constituyen uno de los motores fundamentales del crecimiento y que han cambiado radicalmente en los últimos años.
1. Conocimiento. En el actual régimen los activos claves son intelectuales, una economía basada en el conocimiento e inteligencia que deja a un lado la economía tradicional basada en la mano de obra.
2. Digitalización. Información proveniente de medios digitales, de cartas a mails, de llamadas a conferencias online, de cheques y albaranes a registros, y de reuniones físicas a reuniones online.
3. Virtualización. Conversión de espacios físicos en virtuales donde ya no es tan necesario desplazarse según qué actividades queremos realizar.
4. Molecularización. Donde la empresa actual se enfoca más en el individuo de tal forma que pertenezca a esa entidad aportando mayor conocimiento y creatividad a la vez que potencia su valor.
5. Desintermediación. Cada vez se suprime más la figura del intermediario y por ende, el coste añadido. De esta forma el contacto directo con el cliente está más presente.
6. Convergencia. Las empresas de software, relacionadas con los medios de información o servicios son actualmente las que más valor tienen para el consumidor, ya no hablamos de valor físico sino de contenido.
7. Innovación. El ciclo de vida de los productos ha sufrido una transformación, mientras que antes tenían ciclos de 2-3 años, actualmente tienen ciclos de 3 meses, por lo que se necesita de una buena dosis innovadora para mejorar y no quedar obsoleto.
8. Consumidores. El cliente se ha convertido en el eje principal alrededor del cual gira todo lo demás. Pasamos de una producción masiva a una individualización en masa en la que el objetivo primordial es satisfacer las necesidades de nuestro target.
9. Inmediatez. En la economía actual, una punto muy positivo es el hecho de que las empresas existen a tiempo real. Lo que implica que la velocidad de flujo de datos e información nos obliga a estar actualizados y hace que los negocios respondan nuestras peticiones al instante. Un feedback inmediato gracias a esta era digital.
10. Globalización. Ya no existen fronteras, los límites físicos han desaparecido y nos encontramos en una economía global en la que el mercado local cada vez cuenta con menor importancia. Aparecen proveedores al otro lado del mundo, y se amplía la cartera de clientes haciendo posible la comunicación entre todos los habitantes del planeta.
Si echamos la vista atrás, nos daremos cuenta de la indudable transformación que hemos vivido respecto al entorno digital y de la comunicaciones en estos últimos 20 años. Un cambio total de paradigma que sigue avanzando y que no deja de sorprendernos. ¿Podríamos vivir sin Internet por un día? ¿o más fácil, sin móvil? La sociedad actual nos lo pone muy complicado…

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir