Noticias

Desperdiciando comida

¿Compramos por impulso? ¿Estamos acostumbrados a llenar la despensa sobre todo en Navidad? Knorr, marca referente en el segmento de sopas, caldos y cremas, ha elaborado un estudio para conocer los hábitos de compra y consumo de los españoles en materia de alimentación. Según datos del sondeo, el 56% de los españoles desperdicia comida normalmente pero, ¿a qué se debe este desperdicio generalizado?

Según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidades para la Alimentación y la Agricultura), la cifra anual de alimentos desperdiciados en España alcanza las 7,7 millones de toneladas. Un dato que conlleva, además, un importante derroche económico.

Asimismo, según Hispacoop, la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios, los principales motivos por los que se desperdicia comida son: sobras de las comidas (31%), deterioro de los productos por mala conservación (23%), productos que destinamos al aprovechamiento pero que finalmente se nos olvida consumir (17%), productos caducados (10%), productos cocinados en exceso (7%) y productos con fecha de consumo preferente expirada (4%), entre otros (8%).

Navidad, época de abundancia

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, son muchos los hogares españoles que se preparan y empiezan a comprar todo lo necesario para deleitar a sus comensales con los mejores platos. Un completo aperitivo, primer y segundo plato, postre y dulces navideños… pero, ¿realmente compramos la cantidad justa o nos sobra comida que finalmente termina en la basura?

Según el estudio elaborado por Knorr, el pan y los cereales (45%), la fruta (20%) y la verdura (16%) son los alimentos que más desperdiciamos los españoles, por encima de la carne (8%), los lácteos (7%) y el pescado (4%).

Para que la compra de alimentos navideños no suponga una gran partida presupuestaria y evitar el desperdicio de alimentos, Knorr te ofrece 5 consejos clave para ahorrar al máximo y sacarle provecho a tus alimentos:

  1. Planifica el menú previamente. Ten en cuenta el número de comensales y evita la improvisación, te permitirá ahorrar tiempo y dinero. Intenta elaborar algún plato o acompañamiento aprovechando aquello que ya tengas en casa.
  2. Revisa las fechas de caducidad de los productos de tu despensa y nevera y compra aquellos que duren más o se puedan congelar.
  3. Hazte con alimentos que se puedan emplear en varios platos, así te asegurarás de que se consumen.
  4. Aprovecha la comida sobrante para realizar otra receta de lo más sabrosa.
  5. Guarda los productos en la nevera según su fecha de caducidad: el primero en entrar debe ser el primero en salir.
  6. Alterna la compra de productos frescos y envasados para combinarlos en tus comidas y no tener que desperdiciar alimentos frescos.
  7. Reduce la variedad de comida y bebida y ajústate a lo que verdaderamente consumes. No compres cosas innecesarias.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir