Marketing

¿Diferenciarse de los competidores o asociarse a ellos?

Los competidores son las empresas que luchan por captar a nuestros clientes, son empresarios con los que compartimos el mismo mercado y que intentan apoderarse de una parte de nuestra cuota de mercado.

Sin embargo, hay ciertos casos en los que puede beneficiarnos, de modo considerable, asociarnos a ellos. Imaginemos por ejemplo que nuestro ámbito de actuación está relacionado con una actividad que en el momento está atravesando una fuerte crisis, los consumidores ya no confían en la información proveniente de ninguna compañía del sector.

En momentos así es cuando debemos asociarnos con nuestros competidores, de modo que podremos compartir gastos con ellos y divulgar los mensajes al máximo número de individuos posible. Disminuiremos los gastos y conseguiremos la eficiencia que tanto buscábamos.

Además, podremos crear un código de conducta que consiga devolverle la confianza a la sociedad. Debemos pensar acciones que asienten nuestra actividad en el mercado y que consigan tranquilizar a los posibles consumidores. Solo entonces podremos mejorar la imagen del producto o servicio que ofrecemos, necesitamos unidad y transparencia.

Cabe decir que en otros casos se aconseja diferenciarse de los competidores para evitar que éstos puedan captar nuestros clientes. Esto se da en casos de mercados muy desarrollados y en sectores en los que existe una gran cantidad de oferentes y demandantes.

En definitiva, debemos analizar en profundidad tanto nuestros propios productos y los perfiles de los posibles compradores, como el contexto socio-cultural durante el que vamos a desarrollar nuestro negocio y asentarlo en el mercado.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir