Conceptos

¿E- learning? Te dejo algunos consejos

e-learningCada vez son más los usuarios que, debido a la dificultad de la situación actual, son conscientes de la necesidad de actualizarse y reciclarse, no solamente para mejorar su puesto en el mercado laboral, sino que son muchas personas los que acuden a la formación.

En estos tiempos en los que estamos todos siempre muy ocupados y sin tiempo para casi nada, hay un muy buen recurso que nos puede ayudar bastante, el e-learning o formación online, diferente, muy diferente sin lugar a dudas, de la antigua formación a distancia, aunque realmente, y ahora que me paro a pensarlo, no lo es tanto, es, simplemente, la evolución lógica de la misma.

En la actualidad hay muchísimos cursos formativos, algunos reglados y otros no, a los que se puede acceder por internet, cursos de asociaciones, fundaciones y universidades que te permiten formarte cómodamente desde casa o la oficina.

Pero, ¿qué ventajas nos ofrece el e-learning?

Para empezar, la primera de ellas ya la hemos mencionado antes. La existencia de un amplísimo catálogo de cursos y recursos al que puedes acceder. Además puedes formarte en casi todo: hay cursos de Community Manager, de Fontanería, de Mecánica o de Administrativo. Solamente tienes que googlear el tema que quieres estudiar y listo.

Otra gran ventaja que ofrece el e-learning es la flexibilidad. Al ser cursos que haces fuera de un establecimiento, el e-learning no tiene horario. Si quieres realizar un ejercicio del temario a las 3 de la mañana, puedes hacerlo, otra cosa es que los tutores online te pongan fechas para completar las distintas tareas y presentar los distintos ejercicios.

Además, y para mí, lo mejor del e-learning, es que lo puedes hacer cómodamente desde casa o desde cualquier lugar donde tengas acceso a internet. No tienes que preocuparte de acudir a clase, ni de horarios.

Ahora bien, ¿qué necesitamos para el e-learning?

Como contrapartida, el aprendizaje online require más esfuerzo que el offline en el sentido que estás tú solo, no tienes a ningún profesor o tutor físico al que veas a diario en clase y te vaya guiando, ni compañeros con los que compartir y resolver tus posibles dudas. Eso no quita que tengas horas de tutoría y todo eso, pero, sin lugar a dudas, no es lo mismo.

Por este motivo, es fundamental cumplir un horario que tú mismo te pongas. Igual que en la universidad tienes una serie de horas de clase al día, cuando haces e-learning es imprescindible que hagas lo mismo. Estudia y trabaja durante 4, 5 o las horas que sean, pero dedícate a ello en serio y crea esa rutina.

Planifica tu estudio. Igual que en unas clases offline el profesor es el que marca el ritmo, aquí tienes que hacerlo tú. Ponte unas metas, unos hitos, y cúmplelos. Solamente así terminarás el curso de forma adecuada.

Es complicado mantenerse motivado cuando estás tú solo, pero eso es algo fundamental para lograr terminar y tener éxito.

Y descansa, no te pases todo el día estudiando. Igual que en lo offline cumples unas horas y ya no vas a clase hasta el día siguiente, con el e-learning debes hacer lo mismo. Cuando cumplas tu horario, te “vas a casa” y descansas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir