Social Media

El algoritmo de Facebook: censura en la red social

Como ya sabrás, Facebook organiza el acceso a toda la información que se publica en la red social a través de su algoritmo, que determina que es lo que se ve y lo que no se ve en el muro de los usuarios. No todas las actualizaciones de perfil son iguales, pues no todas llegan hasta el consumidor final. Para ello, Facebook establece ciertas normas.

Hasta el momento, las marcas han sido siempre las más perjudicadas y también las que más se han quejado por ello. Los motivos eran obvios, ya que su actividad en las redes sociales se volvía prácticamente invisible para los usuarios debido a los cambios en el algoritmo de Facebook. Y por mucho que se esforzaran, estaban siempre lastradas por el hecho de que la red social prefiriese relegar sus contenidos al rincón de las cosas poco importantes. Algo que ocurría, claro está, si no pagaban. En cuanto las marcas pasan por caja y hacen que sus publicaciones sean patrocinadas, rápidamente logran llegar al público que desean.

algoritmo de facebook

No obstante, no solamente los contenidos de las marcas se han visto perjudicados por el algoritmo de Facebook, sino que la realidad resulta mucho más compleja y las consecuencias que puede tener lo que la red social decida va mucho más lejos. Muchos analistas temen que Facebookn esté influyendo en la manera en la que los usuarios perciben la realidad y en que tengan una visión irreal y parcial del mundo en el que viven. Con lo cual Facebook está haciendo que tengamos una visión sesgada de la realidad.

Esto tiene mucho que ver con que cada vez sean más los usuarios los que utilizan Facebook como única o principal fuente de información. Con el añadido de que son precisamente las generaciones más jóvenes los que más acceden a Facebook para saber qué está pasando en el mundo (un 61%). Esto quiere decir que los consumidores solamente están informados con los que Facebook quiere mostrar o, lo que es lo igual, lo que su algoritmo cree que es más importante.

Así pues, no acceden a todas las noticias que realmente podrían ver y esta realidad hace que aumente el temor sobre el poder de manipulación de las red social sobre las masas. Es obvio que ningún medio de comunicación es totalmente objetivo ni incluye toda la información del mundo, pero la diferencia es que en unos medios los consumidores son más conscientes de ello que en otros.

1 Comment

1 Comment

  1. Gustavo

    22 junio, 2015 en 22:46

    Pues yo imagino que el problema es mucho más serio que la veracidad de la información a la que se puede acceder por Facebook, dado que, tanto por el estado de la geopolítica mundial, como la facilidad con que se puede crear un blog, una newsletter y hasta un diario virtual, es muy posible que exista ya hoy hasta un 40% de desinformación especificamente realizada, cada cual como bandera de su propio interés (comercial, social, ideológico, etc.). Una buena solución sería inculcar a las nuevas generaciones a no “apegarse” a una única fuente ni un único credo, ir de mente abierta y aprender a razonar. Más importante aún, que hay vida ahí afuera de los dispositivos y las pc.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir