Marketing

El consumidor está cada vez más vinculado a las marcas

Los consumidores son cada vez más exigente y buscan la mejor alternativa entre tantas que se le ofrecen. Las compañías, por su parte, están intentando lograr constantemente adelantar a los competidores, ofreciendo a sus clientes un producto o servicio personalizado, hecho a medida.

Hemos pasado de la etapa en la que la publicidad servía para vender lo que se producía, ahora el marketing se ocupa de investigar cuales son las necesidades no cubiertas de los individuos y ofrecerles el llamado “satisfactor”. Todo nos indica que ha llegado la hora de producir lo que se vende.

Esto quiere decir que las compañías ofrecen a sus clientes el disfrute, vinculado a un determinado producto o servicio. Es su deber trasladar los valores, la marca, la filosofía empresarial al producto adquirido, en caso contrario corren el riesgo de que el comprador no asocie las sensaciones positivas, resultado de la compra y consumo del producto, a quien ha hecho posible vivir esa experiencia.

Además, internet se ha convertido en el escenario idóneo en el que consumidor y marca interactúan y crean lazos duraderos. Podemos decir que se ha pasado de una comunicación unidireccional a la búsqueda del diálogo continuo, a la bidireccionalidad.

En resumen, las personas están cada vez más vinculadas a las compañías pero de un modo indirecto. Esto se consigue a través de un esfuerzo constante por satisfacer las necesidades del consumidor, hacer que se sienta especial y único. A pesar de que la comunicación se vuelve más difícil de gestionar y los resultados más difíciles de medir, la relación se vuelve más duradera.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir