Marketing

El consumidor que es considerado un número no tarda en cambiar de marca

El consumidor actual es muy exigente, como consecuencia del amplio abanico de productos y marcas que tiene a su alcance.

Poder elegir entre opciones muy parecidas hace la decisión más complicada. Pero la vida que tenemos es muy ajetreada y a menudo no dedicamos mucho tiempo en búsqueda de información sobre productos, a no ser que se trate de aquellos cuya implicación sea bastante elevada.

Las compañías compiten por consumidores, que a veces incluso llegan a considerar cifras. Esto es uno de los errores más comunes que a largo plazo puede llegar a desembocar en pérdida de beneficios.

La comunicación debe ser personalizada, la marca necesita que el consumidor se sienta único y satisfecho cuando consume su producto o servicio. No podemos considerar a la totalidad de consumidores masa. Además, emitiremos mensajes personalizados para cada grupo o individuo (según las posibilidades de la empresa).

En el caso de considerar al comprador “uno más” estaríamos perdiendo la oportunidad de crear un clima de confianza, estaríamos desaprovechando la posibilidad de fidelizarlo.

Además, si el consumidor no siente interés por parte de la compañía en la que desembolsa su dinero probablemente busque otra que le ofrezca un trato mejor y además comparta información de interés vía Social Media.

Los Social Media tienen un papel cada vez más importante para determinados segmentos de la población. El consumo de medios ha evolucionado y debemos enfocar nuestra estrategia según lo que deseemos vender y a quien se lo deseemos vender.

La clave para hacer que el consumidor se sienta único es la de ofrecerle un trato personalizado, hacer que se sienta único y poner a su alcance información de utilidad.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir