Marketing

El contenido y sus trampas

El contenido puede ser el mejor amigo de los empresarios, pero puede también convertirse en su peor enemigo. ¿A qué se debe esto? A que el contenido puede llevar consigo muchas trampas.

El contenido puede ser el mejor amigo de los empresarios, pero puede también convertirse en su peor enemigo.

Businessman trapped by work¿A qué se debe esto? A que el contenido puede llevar consigo muchas trampas. Con trampas me refiero a todo aquello que está, en cierto modo, encubierto y que una vez emitido podría dañar considerablemente la imagen de toda la compañía o incluso de un sector determinado.

Pensaréis que exagero cuando digo “o incluso de todo el sector” pero hay compañías cuyos procesos de producción son muy similares. Si el error se encuentra a lo largo de estos pasos, entonces todos correrían riesgo.

Con esto no quiero, bajo ningún concepto, afirmar que la transparencia es mala; sino decir a todos aquellos que son responsables de la comunicación interna y/o externa que presten especial atención a cada palabra.

En un comunicado de prensa, por ejemplo, puede emitirse, de modo involuntario, información confidencial. Imaginemos que la compañía en cuestión está decidiendo realizar un gran cambio pero no desea hacerlo público hasta haber finalizado todo el proceso burocrático.

Esta situación resulta confusa para todos los empleados y en especial para aquellos que son responsables de las relaciones públicas. Pues si no son bien informados, no sabrán qué tipo de información deben emitir y cuál deben guardar en secreto. Como podréis imaginaros esto podría traer consigo numerosos inconvenientes, incluso desestabilizar a la empresa.

Ésta es la razón por la cual se debe tener muy bien informados a los empleados en todo momento.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir