Noticias

El declive de la prensa gratuita

En el entorno actual de crisis y con el creciente auge de los diarios digitales y los blogs de diferente temática, la prensa escrita está viéndose claramente perjudicada. En especial la escrita. Concretamente, ADN y Metro hace ya tiempo que tuvieron que cerrar sus puertas y, recientemente, el pasado 30 de junio, el diario Que! también se vio obligado a editar su último número. Curiosamente, según nos ha hecho saber Brandchats, la desaparición de este último diario llenó Twitter de mensajes de pésame por su cierre.

Actualmente el único gran diario de prensa gratuita es 20 Minutos. Si recordamos hace unos años, alrededor de 2005, este tipo de prensa estaba en auge y era muy habitual ver a los repartidores de los mismos por la calle dando ejemplares a los caminantes. Era cosa normal poder llegar al trabajo con tres o más diarios que, gracias a la gran tirada que tenían y el número de lectores, podían financiarse perfectamente a través de la publicidad sin necesidad de que el lector pagase nada.

Sin embargo, con la reducción de contratación publicitaria fruto de la crisis económica que vivimos, la prensa gratuita iba cada vez teniendo menos medios para poder financiarse hasta ya dejar de ser inviables. Otra estocada ha sido la creciente digitalización de la prensa que lleva desde 2009 imponiéndose. Es muy sencillo encontrar información al alcance de todos en la red sin los gastos que conlleva tener un gran número de repartidores para distribuir las tiradas y sin coste de impresión. Esta información se encuentra en forma de blogs de temáticas muy específicas y ediciones digitales de los periódicos o aplicaciones de cada uno de los medios para dispositivos smartphone o tablets. Además, la creciente proliferación de tablets y smartphones hace que una persona pueda tener al alcance de su bolsillo un gran número de opciones a la hora de consumir un medio de información como, por ejemplo, aplicaciones como Pulse en las que el usuario escoge los medios que más le interesan y se hace su propio periódico a la carta sin tener que pasar un gran número de páginas con secciones que no encuentra atractivas.

En cierto modo, desde Solomarketing recordamos con añoranza esos días en los que entre el trayecto del trabajo a casa podías escoger entre dos, tres o cuatro diarios que llegaban a tus manos y leerlo en el trayecto del metro o del autobús e informarte de las principales noticias antes de volver a casa y así hacerse el viaje más corto.

Por suerte o por desgracia vivimos en un mundo que busca lo concreto, lo cómodo y lo práctico donde casi todo está aprovechando las ventajas de la digitalización. Nosotros pertenecemos a una generación que ha tenido que convivir con la prensa escrita y los libros físicos pero también estamos viviendo el nacimiento de los sistemas digitales. Quizás a algunas personas les parezca imposible que se dejen de imprimir libros o diarios pero hay que recordar que vendrá una generación que quizás no llegue nunca a comprar un ejemplar de un periódico físico. La prensa gratuita ha sido la primera víctima y, si la tendencia sigue igual, es muy posible que el resto de la prensa física esté condenada a desaparecer.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir